viernes, 27enero, 2023
9.4 C
Seville

El mito de la Transición Española: «Fue el silencio»

Manel Mas
Manel Mas
Estudié contabilidad y economía, fui perito y profesor mercantil, ejercí de profesor en Alesco (Altos Estudios Comerciales) en Barcelona dando clases de contabilidad, cálculo y derecho mercantil.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

La televisión alemana ha desmontado el mito de la Transición española con un reportaje que asegura que «en lugar de enfrentarse, hubo una amnistía y un silencio». La crítica de la TV alemana, Tageschau contra la Transición es descarnada y lamenta que todavía haya voluntarios buscando los muertos, exhumándolos para «permitir que sus familiares puedan ser enterrados con dignidad».

El reportaje pone el punto de mira sobre la cantidad de personas que fueron asesinadas durante el franquismo y que hoy en día no se ha reparado su memoria. Y un hecho vergonzoso «Decontando el caso de  Camboya, España es el país con más fosas comunes sin abrir», y calcula una cifra alrededor de 100.000 cadáveres según afirma rotundamente la TV alemana.

El reportaje, que define a España de «democracia joven», asegura que su defecto de nacimiento es «el silencio» durante la Transición. Puesto que, después de la victoria de Franco «solo se ha homenajeado los muertos fascistas, y se han ignorado los del otro bando». Incluso explica que después de la muerte del dictador, cuando España se quiso democratizar, el silencio continuó durante la fase de transición. Con un pacto tácito de no hablar de la Guerra Civil.

La crítica a la Transición es dura y Tagesschau afirma que España continúa dividida: «Cómo si el país todavía estuviera a las trincheras». La TV alemana explica sorprendida que el actual gobierno español de Pedro Sánchez quiere asegurar una nueva Ley por la memoria democrática, pero que las derechas del país se oponen hablando de viejas heridas que se abrirían sin ninguna necesidad.

Existe un franquismo persistente. Alemania e Italia vencieron al fascismo, cosa que no sucedió en España y que representó una dura dictadura. No es la única voz internacional que se ha levantado contra los tics franquistas de España. El historiador Paul Preston se mostró muy contundente cuando declaró que hoy en día tenemos todavía un franquismo muy fuerte en España.

Sin embargo, ¿Cómo entender que, 46 años más tarde de la muerte del sangriento dictador el fascismo todavía permanece vivo? Preston se remontaba a los inicios de la dictadura española en 1939 para subrayar que Franco vivió durante muchos años del terror que sembró. Mató muchos republicanos y forzó muchos al exilio. Y que, con esta base de terror y el control total del sistema de enseñanza y de comunicación, hizo una limpieza de cerebro a toda una nación. Y, está claro, con la llegada de la democracia, todo esto no cambió porque hubo miles de familias que todavía creían en Franco.

Paralelamente a este reportaje de la TV alemana, Cristina Puig en una entrevista al historiador Paul Preston, en el programa de TV3, Preguntas frecuentes, el escritor británico se mostró muy contundente al declarar nuevamente que hoy en día tenemos un franquismo muy fuerte en España.

En cuanto a la figura del rey emérito, el historiador cree que sería difícil no decir que el rey emérito no es corrupto. Y sobre la pregunta de Cristina Puig de por qué asusta tanto a la sociedad española la idea de una República española, Preston manifiesta que es por existir una concepción muy arraigada del hecho que la monarquía ofrece estabilidad (sic).

En este sentido, apunta que el rey Juan Carlos se mantuvo neutral en muchas ocasiones, pero el actual rey Felipe no lo hace. Juan Carlos no habría hecho el discurso del 3-O de 2017 que hizo su hijo, no se habría alineado con la extrema derecha, lo cual, indiscutiblemente, le resta credibilidad, a banda que no era su cometido  según la Constitución.

¿Qué piensan ustedes, queridos lectores? ¿Tienen razón Paul Preston y la TV alemana o… España fue un modelo de transición exportable a todo el mundo?

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

4 COMENTARIOS

  1. Nós, El diario, Público o D16 son diarios jóvenes y abiertos, pero hasta hace muy poco para informarnos sobre algunas cosas que ocurrían en nuestro país teníamos que leer la prensa extranjera. Pués lo mismo ocurre con la historia, Preston tiene una visión neutral, pero el enamoramiento que padece de España le impide ver más allá del conjunto y lo admite. No obstante su historiografía es mucho más resuelta que otra cualquiera y deja en evidencia (en bragas) a Menéndez Pidal, Menéndez Pelayo, Galdós, Sánchez Albornoz, etc…
    El propio Felipe II advertía lo marcado del nacionalismo regional entre monjes y clérigos de su época, que los historiadores actuales atribuyen al romanticismo. Por cierto, hereda de su padre el imperio romano- xermánico, no la corona española, aunque también venía en el lote.

  2. Nós, El diario, Público o D16 son diarios jóvenes y abiertos, pero hasta hace muy poco para informarnos sobre algunas cosas que ocurrían en nuestro país teníamos que leer la prensa extranjera. Pués lo mismo ocurre con la historia, Preston tiene una visión neutral, pero el enamoramiento que padece de España le impide ver más allá del conjunto y lo admite. No obstante su historiografía es mucho más resuelta que otra cualquiera y deja en evidencia (en bragas) a Menéndez Pidal, Menéndez Pelayo, Galdós, Sánchez Albornoz, etc…
    El propio Felipe II advertía lo marcado del nacionalismo regional entre monjes y clérigos de su época, que los historiadores actuales atribuyen al romanticismo. Por cierto, hereda de su padre el imperio romano- xermánico, no la corona española, aunque también venía en el lote.

  3. ¿Qué sabrá Paul Preston? ¿Qué sabrán los alemanes? Por supuesto que el franquismo fue una aberración, pero no fue totalmente comparable a los estragos del nazismo. Para media España el anticlericalismo desatado y violento del gobierno de la República dio autoridad moral a Franco para ganar la guerra. Una vez ganada, salió a la luz su verdadera monstruosidad pero para entonces ya era tarde. La Transición, aunque imperfecta, fue la única vía pacífica, y quienes la vivimos lo sabemos bien. Es fácil, con la perspectiva histórica del siglo XXI, cargarse de razón en una columna de prensa, pero la Transición culminó con una grandiosa y pacífica victoria del PSOE en 1982 y esa fue la grandeza de todo lo que ocurrió en esos ocho años de precaria cuerda floja. El consenso fue magnífico. Ya quisieran muchos políticos actuales la mitad de la talla política y humana de los padres de la Constitución. Dejemos de echar tierra encima a un gran logro nacional.

  4. Ojo; logro. El ogro, querrás decir, o explicar que tuvimos que ver tu y yo en todo eso, o cuando el capitalismo de derechas no fue nuestra única forma de gobierno, o quién le dió la corona a una dinastía a la que echamos ya tres veces por traidores, putas y ladrones, o quien puso a González en 1982, yo también le voté pero nunca te saldrían las cuentas si andaba entonces dando vivas a ETA. Claro que es todo falso y solo los simples como tú no caen de la burra, a lo mejor para asegurar la descendencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído