El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, desveló que, de las más de 500.000 solicitudes recibidas para percibir el Ingreso Mínimo Vital, “solo se concederá a menos del 50%”.

En una entrevista en Espejo Público, Escrivá ha reconocido que “no nos esperábamos un número tan alto de solicitudes para el IMV. Por experiencias anteriores, al menos el 50% no cumplirá los requisitos», ha adelantado el propio ministro de Seguridad Social. Esto supone que, con los datos que ya se tienen, más de 255.000 de esas solicitudes serán rechazadas.

Todavía no se conocen las cifras finales de beneficiarios porque el Ministerio está trabajando con las comunidades para que les transfieran los datos de las rentas mínimas autonómicas. “Estamos trabajando para que nos puedan transferir los datos y ver de oficio cuántos cumplen los requisitos para la Seguridad Social”.

Además, el ministro está negociando un convenio con la Federación de Municipios y Provincias y comunidades autónomas para elaborar itinerarios de inclusión. “Lo importante no es solo recibir la prestación sino salir de la situación de pobreza y ayudarles a transitar a una situación mejor en la sociedad”.

El ministro ha asegurado que las solicitudes del Ingreso Mínimo Vital se han hecho en su mayoría por la vía telemática, una vía que “ha funcionado muy bien”, pero sin descartar que haya podido haber algún problema durante el proceso de gestión.

Se ha recuperado el 40% del empleo

Escrivá ha afirmado “que lo lógico es que la recuperación del empleo siga en los próximos meses”, y ha destacado que hay “un problema agudo en sectores como el de los alojamientos, el transporte marítimo y aéreo o las agencias de viaje”.

“Ahí tenemos concentrado el problema, porque el resto de las actividades está recuperándose”, ha apuntado el ministro, “no obstante, hay que ser optimista”.

Escrivá ha recordado que “la destrucción de empleo fue muy brusca y que en casi mes y medio se tuvo una caída de casi el 40%, pero ha puesto en valor que en estos dos meses se ha recuperado un 60% en términos de empleo y de horas trabajadas”.

“Seguimos en un entorno de incertidumbres considerable y es verdad que existe el riesgo de rebrote”, ha señalado el ministro de Inclusión, que cree “que todo puede pasar, pero que el escenario central y el más probable es el de recuperación ahora progresiva. Tendremos que ver cómo otros sectores se van incorporando”.

También ha apostado por que los ERTEs “se conviertan en algo estructural y sea la forma de gestionar situaciones en el futuro que pueden producirse en algunos sectores a partir de septiembre”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre