El Ingreso Mínimo Vital será aprobado en el último Consejo de Ministros del mes de mayo y será por Real Decreto Ley, según ha anunciado este lunes, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

En una entrevista en RNE, Escrivá ha confirmado que los ciudadanos podrán solicitarlo “desde el momento en que se apruebe el Real Decreto”, y ha estimado que llegará a 100.000 familias vulnerables de forma inmediata y se cobrará de forma mensual.

El ministro de Inclusión ha señalado que “se realizará un test de patrimonio neto, activos menos deudas”, y que “se excluirá la vivienda habitual hasta un valor que aún no se ha determinado”, también que “se prestará especial atención a los hogares con niños y a las familias monoparentales”.

El Instituto Nacional de la Seguridad Social controlará que los beneficiarios cumplan los requisitos y se vigilará que los hogares sean reales, para “que no se generen de forma espúrea” para cobrar la renta mínima por lo que se comprobará con el libro de familia y el padrón municipal. La prestación será compatible con un trabajo.

Escrivá no ha ofrecido una cifra, pero ha detallado que saldrá de los presupuestos del Estado como todas las prestaciones no contributivas de la Seguridad Social y que se financiará con la batería de impuestos ya planteada antes de que estallará la crisis sanitaria del coronavirus.

Escrivá ha asegurado que es urgente poner en marcha el ingreso mínimo vital porque “España tiene desde hace años unos niveles de pobreza severa de los más altos de Europa” y ha dicho que si no lo han aprobado antes es porque una medida tan compleja “no puede improvisarse en 15 días”.

Pensiones

Escrivá ha asegurado que las pensiones es un asunto que se retomará “en cuanto pase esta urgencia”. La intención del Gobierno es la creación, “junto al Pacto de Toledo, de un marco estable a medio plazo donde las pensiones mantengan su poder adquisitivo”.

Más ayudas para los autónomos

El titular de Seguridad Social ha adelantado que trabaja en extender la prestación de cese de actividad de los autónomos más allá del mes de junio y que el sector del turismo podría ser uno de los más afectados por lo que pactarán con los agentes sociales extender las medidas.

Según la normativa vigente, los autónomos beneficiarios de la prestación, 1,3 millones, seguirán percibiéndola hasta el último día del mes que finalice el estado de alarma. Más allá de esa fecha del 30 de junio, Escrivá ha avanzado que se estudiará la situación por sectores, como puede ser el caso del turismo, para ir acomodando la prestación.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre