Yolanda Diaz, ministra de Trabajo y Economía Social

Se encuentran en fase de negociación, pero por el momento, el Ministerio de Trabajo está negociando con sindicatos y empresarios la aprobación de un subsidio extraordinario para aquellas personas que, o bien han agotado la prestación disponible durante la pandemia, o que habiendo perdido sus empleos no hayan podido acceder a ella y cumplan los requisitos establecidos.

La secretaria de políticas sociales, empleo y seguridad social de UGT, Mari Carmen Barrera ha explicado, según ha recogido ABC, que se trata de un proyecto en el que «aún se está en fase de propuesta y negociación», de modo que «no hay nada cerrado todavía».

Es una petición que ha venido realizándose desde UGT, «desde el comienzo», según señala Barrera. Y lo explican atendiendo al hecho de que «los potenciales beneficiarios sufrirían un agravio comparativo con los derechos reconocidos a las personas acogidas a los ERTE, en los que no se exigían requisitos previos para el cobro de la prestación».

Se trataría, según subraya Barrera, de una medida que no olvida a los 1,6 millones de personas que se encontraron desprotegidas al comenzar la pandemia: «Para UGT es absolutamente imprescindible abordar la negociación del sistema de protección de desempleo del país para que la salida de la crisis no deje a nadie atrás y que España no pague una factura en términos de igualdad como ya ocurrió en la anterior crisis».

El País había avanzado también que el ministerio de trabajo estaría precisamente ultimando un subsidio extraordinario para aquellas personas paradas que hayan agotado su prestación contributiva entre el 14 de marzo y el 30 de septiembre. Esta medida podría cubrir a 550.000 desempleados y consistiría en una ayuda de 430 euros al mes, durante tres meses. Supondría un coste al Gobierno de 710 millones de euros.

Además, se llevaría a cabo una mejora en el cálculo de la prestación para los afectados por un ERTE que trabajen a tiempo parcial. Esta medida beneficiaría a 150.000 personas.

Las medidas, que están en fase de negociación necesitarían una vez acordadas, contar con el visto bueno del ministerio de Hacienda.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre