lunes, 15agosto, 2022
25 C
Seville

El Ministerio de Defensa ruso señala a la Agencia de Estados Unidos Para el Desarrollo Internacional como implicada en la aparición del SARS-COV2

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

El comunicado dado ayer por el Ministerio de Defensa ruso, donde se ha denunciado que las empresas farmacéuticas europeas y norteamericanas han estado realizando experimentos en militares, civiles pobres y enfermos psiquiátricos en Ucrania, también señala al posible origen del SARS-COV2.

Señala el escrito publicado, que » se tomaron más de 16.000 muestras biológicas, incluidas muestras de sangre y suero, desde Ucrania a Estados Unidos, Georgia y países europeos».

En el contexto de las garantías de la administración estadounidense de que la información genética obtenida de los ciudadanos ucranianos se utilizará «… exclusivamente con fines pacíficos…», desde el ministerio de defensa ruso, han recuperado las palabras de Jason Crow del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, en la Conferencia de Seguridad de América del Norte celebrada en julio.

Crowe advirtió a los estadounidenses de los peligros de entregar su ADN a empresas privadas para que lo analicen porque: «… existe la posibilidad de que los resultados de las pruebas se vendan a terceros… y la información obtenida podría utilizarse para desarrollar armas biológicas dirigidas a grupos específicos… o a individuos».

Dado el interés de la administración estadounidense por el estudio de los agentes biológicos «con objetivos específicos», estas declaraciones, señala el ministerio de Defensa ruso, obligan a analizar de nuevo las causas de la nueva pandemia de coronavirus y el papel de los biólogos militares estadounidenses en la aparición y propagación del patógeno COVID-19.

En mayo de 2022, Jeffrey Sachs -experto en la respetada revista médica ‘Lancet’ y profesor de la Universidad de Columbia, la principal institución académica en materia de seguridad biológica mundial- dijo en una conferencia en España que «…el coronavirus fue creado artificialmente y con alta probabilidad utilizando los avances estadounidenses en biotecnología…».

Según nuestros expertos, apunta el ministerio de Defensa ruso, esto se demuestra por la variabilidad inusual de las variantes de genes que causan diferentes picos de incidencia de los coronavirus, las diferencias significativas en la letalidad y la contagiosidad, la distribución geográfica desigual y la naturaleza impredecible del proceso epidémico en general. Parece que, a pesar de los esfuerzos por contener y aislar la enfermedad, la pandemia está siendo alimentada artificialmente por la introducción de nuevas variantes del virus en una región concreta.

Rusia está considerando que la Agencia de Estados Unidos Para el Desarrollo Internacional esté implicada en la aparición del nuevo coronavirus

El comunicado del ministerio dice literalmente: «Estamos considerando la posibilidad de que la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) esté implicada en la aparición de un nuevo coronavirus. Desde 2009, la agencia ha financiado el programa ‘Predict’, que ha investigado nuevas especies de coronavirus mediante la captura de murciélagos que transmiten los virus. Uno de los contratistas del proyecto fue ‘Metabiota’, una empresa conocida por sus actividades militares-biológicas en Ucrania.»

Y continúa: «Es característico que en 2019 -antes de que aparecieran los primeros casos de COVID-19- el Instituto Johns Hopkins de Estados Unidos acogió un ejercicio llamado «Event-201«, en el que se practicaba cómo hacer frente a una epidemia de un coronavirus hasta entonces desconocido que, según la leyenda del ejercicio, se transmitía de los murciélagos a los humanos a través de un huésped intermedio – los cerdos. Así es como el virus de la «gripe española», que ha matado a decenas de millones de personas, se convirtió en pandemia.

La puesta en marcha del escenario COVID-19 y la liquidación de emergencia del programa ‘Predict’ por parte de USAID en 2019 sugieren la naturaleza deliberada de la pandemia y la implicación de Estados Unidos en su aparición.»

«En el transcurso de la operación militar especial se confiscaron los documentos que mostraban que la USAID y su principal contratista, ‘Labirint Ukraina’, han estado participando en el programa militar de armas biológicas de Estados Unidos desde 2019.

Obsérvense la carta del jefe del Departamento Sanitario y Epidemiológico de las FF. AA. de Ucrania al director del ‘Labirint Ucraina’, Karen Saylors. En él, el mando de las Fuerzas Armadas ucranianas se declara dispuesto a cooperar con la USAID en la administración de vacunas al personal militar y en la recogida, procesamiento y transmisión de información de interés para la parte estadounidense.»

«La elección de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional para coordinar los trabajos puede haber sido motivada por la creciente preocupación rusa por las actividades de los laboratorios biológicos ucranianos, un intento de «sacar» a la agencia de defensa estadounidense del choque y evitar las acusaciones de desarrollo de armas biológicas.

Se ha establecido que ‘Labirint Ukraina’ es una división de la empresa estadounidense ‘Labyrinth Global Health’, y sus fundadores son antiguos empleados de ‘Metabiota’, un contratista clave del Pentágono en el ámbito militar-biológico.

 ‘Labirint Ukraina’ participó en los proyectos U-PI-9 y -10, que estudiaron la propagación de la peste porcina africana en Ucrania y Europa del Este.»

Durante la rueda de prensa, el portavoz, quiso subrayar precisamente que «como parte del programa de reducción de la amenaza biológica del Departamento de Defensa de Estados Unidos, una de las áreas de investigación de ‘Labyrinth Global Health’ ha sido el estudio de los coronavirus y del virus de la viruela del mono.» Y apuntan a que se está dando «una tendencia clara: los agentes de enfermedades infecciosas que llegan a la zona de interés del Pentágono son posteriormente pandémicos, con las compañías farmacéuticas estadounidenses y sus mecenas, los líderes del Partido Demócrata de Estados Unidos, como beneficiarios

Precisamente, algo que no comentan directamente en este comunicado, pero que ha sido ya publicado, es la relación e implicación del hijo del actual presidente de Estados Unidos, Joe Biden, Hunter Biden, con la empresa Metabiota.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído