La historia ha conmocionado a la sociedad alicantina, ciudad en la que ocurrieron los hechos donde un padre aprovechaba que una amiga de su hija, de siete años, se quedaba en su casa para jugar para drogarla con batidos y una fuerte medicación y así poder abusar de ella.

El miércoles comienza el juicio contra este hombre al que la Fiscalía pide 23 años de prisión por abusar sexualmente y grabar a una niña de siete años, amiga de su hija, a la que daba batidos con una fuerte medicación para facilitar sus propósitos en la provincia de Alicante.

El Tribunal Superior de Justicia valenciano (TSJCV) acoge este caso en el que el Ministerio Público considera probado que el hombre mezclaba Lorazepan y Placinoral en los batidos durante un periodo de tiempo que empezó cuando la víctima tenía siete años. 

Dormía en la vivienda

La menor se quedaba en ocasiones a dormir en la vivienda de vacaciones del procesado, en la provincia de Alicante, lo que aprovechaba el hombre para abusar de ella y grabarlo en vídeo

En el registro domiciliario, los agentes localizaron comprimidos de la medicación usada en los batidos, además de 340 archivos de contenido pedófilo entre los que se encontraban los vídeos de la víctima

El juicio por estos hechos está previsto para el próximo miércoles a partir de las 10:00 horas en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Alicante.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorVuelve la amenaza de Trump
Artículo siguienteMal
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre