Las elecciones catalanas son las terceras elecciones autonómicas que se celebran en el Estado español desde que, hace más de un año, llegase la epidemia de Covid-19. Pero, parecía que: lejos de un aclimatamiento a la nueva situación, el miedo estaba muy presente a la hora de constituir las mesas electorales. Miles de personas presentaron alegaciones por miedo a exponerse a una situación de posible riesgo y esto suponía una seria amenaza al desarrollo electoral. “En este colegio: de las seis mesas que hay, cinco se han constituido con los titulares y los suplentes se han podido marchar a su casa”, explica Marc a Diario16, que ejerce como apoderado en el colegio de Los Maristas del barrio de Les Corts. La tónica parece haber sido igual en el resto de colegios, ya que según los datos de la Generalitat, más del 90% de las mesas se han constituido sin problemas.

Más colegios

Para estas elecciones se han habilitado más espacios para poder votar. El colegio de Los Maristas es uno de tantos lugares que han sido adaptados para estas elecciones. “Se ha aumentado considerablemente el número de colegios electorales; esto está haciendo que la cosa sea más fluida que otras veces, pero es inevitable que no se formen colas”. En este espacio se mantiene la distancia de seguridad, está muy ventilado, y los votantes ejercen su derecho a voto en un ambiente limpio y descongestionado. Pero hay quienes están manifiestamente en contra de que se haya llamado a los catalanes a las urnas en estos momentos. “Se tenía que haber intentado aplazar; sí que es verdad que necesitamos un presidente, pero no creo que sea el momento. Por delante tiene que estar la salud, y no quién es el que gana las elecciones”, se queja Judith mientras hace cola para votar.

Ejercer un derecho

Pero también hay quien ve adecuado este momento “Se tendrían que haber hecho hace tiempo; no sabemos cuándo se va a terminar la pandemia así que mejor hacerlas ahora que dentro de uno o dos meses”, cuenta, tranquila, María Luisa mientras espera su turno. Del mismo modo, el miedo no influye igual a todos. “Yo no estoy preocupada; todo está acondicionado y desinfectado, y mientras todos vayamos con las mascarillas y guardando la distancia no hay problema”, continúa María Luisa. En el otro extremo: “A mí sí me da un poco de miedo; estoy en contra de que tengamos que celebrar las elecciones en este periodo, pero, claro, tampoco me iba a quedar sin votar y perder mis derechos”, explica molesta Judith.

Como ir al supermercado

Al habilitarse nuevos espacios muchas personas no han podido acudir a depositar su papeleta en los sitios habituales: “Ha habido alguna confusión anecdótica porque la gente no ha votado donde siempre suele votar, pero la mayoría vienen con su tarjeta censal y saben donde les toca”, señala Marc. Y es que, este colegio de Les Corts está lejos de sufrir aglomeraciones, aunque esto no evita todo el riesgo. “Alguien lo comparaba como cuando tienes que ir al supermercado a comprar; al final, esto es lo mismo, el Covid no sabes dónde está, podría estar hoy aquí cómo podría estar mañana en una tienda de ropa”, resalta Marc. Dejando en evidencia que las situaciones de riesgo que se puedan dar no son mayores que las que se puedan vivir en cualquier mercado o en cualquier parque de la ciudad.

“De las seis mesas que hay, cinco se han constituido con los titulares”

Atender a los positivos

La hora más complicada será a partir de las 19:00h, que es cuando están llamados a votar los positivos de Covid. “Yo creo que es justo que toda la gente vaya a votar, pero es peligroso, ya que, por un lado, te dicen que si tienes Covid no salgas de casa, pero, por otro, te dejan salir a votar; creo que tenía que haber apostado más por el voto por correo. Me parece peligroso para la gente que está en la mesa y que tendrá que atender a positivos de Covid”, denuncia Judith. Pero en las mesas están preparados y saben a lo que se enfrentan, según los organizadores: “En las mesas están provistos de mascarillas, gel hidroalcohólico, batas y pantallas protectoras”, afirma un confiado Marc. Viendo lo visto en este colegio, las medidas sanitarias se tienen lo suficientemente en cuenta como para garantizar la seguridad de todos; y que la pandemia no nos quite nuestro derecho a elegir nuestros representantes políticos.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre