domingo, 28noviembre, 2021
9.1 C
Seville

El metro de Nueva York realiza un simulacro ante la liberación de material biológico o sustancias químicas

Se expulsarán sustancias no tóxicas para analizar su presencia en el aire como simulacro

- Publicidad -

análisis

Inteligencia Artificial: La tecnología que puede salvar la vida a millones de víctimas de violencia de género

La tecnología y las metodologías avanzadas de Inteligencia Artificial (IA) son algo que se puede poner al servicio de las administraciones públicas como herramientas...

La Organización Mundial de la Salud califica de ‘preocupante’ la variante ómicron

La Organización Mundial de la Salud (OMS) se reunió ayer de urgencia para poner nombre a esta nueva variante, Ómicron, y en la jornada...

Interinos: Las cosas, son las que son

La primera sentencia que me dieron a analizar en la Facultad de Derecho de la Universidad de Barcelona, allá en 1976, fue una de...

Balcanes (in)estables: llegó la hora de que Occidente se enfrente a su pasado

Los Balcanes siempre han sido vistos como un barril de pólvora, una parte problemática del mundo que produce más historia de la que puede...
- Publicidad -
- Publicidad-

La Dirección de Ciencia y Tecnología del Departamento de Seguridad Nacional anunció el pasado 14 de octubre que realizará un trabajo conjunto con varias agencias de la ciudad de Nueva York para llevar a cabo un estudio en el aire, tanto sobre el suelo como por debajo del mismo. El objetivo de este estudio es ayudar a las áreas urbanas «a prepararse y recuperarse de incidentes que tengan que ver con materiales peligrosos». Este simulacro se encuentra dentro del «Urban Threat Dispersion», un programa específico para mantener los sistemas de transporte públicos preparados.

El estudio será realizado por científicos del Laboratorio de Lincoln del Instituto Tecnológico de Massachusetts y múltiples expertos de Laboratorios Nacionales del Departamento de Energía de Argonne, Brookhaven, Los Alamos, Lawrence Berkely y Lawrence Livermore.

Los simulacros comenzaron el pasado día 18 de octubre y durarán hasta el 29.

El objetivo de estas pruebas, según señalan las fuentes oficiales es «recabar información procesable a las autoridades de planificación para la preparación en casos de emergencias ante la posible liberación de sustancias químicas peligrosas o materiales biológicos en un área amplia». Según ha afirmado Kathryn Coulter Mitchell, oficial superior de DHS «las lecciones aprendidas nos ayudarán a verificar y ajustar los modelos del flujo de aire y dispersión que serán de utilidad para los protocolos de respuesta y poder así mantener a nuestros ciudadanos, infraestructuras sensibles (hospitales, comisarías de policía y bomberos) y los sistemas de transporte seguros».

Colaboración de todos los niveles gubernativos

Para llevar a cabo estas pruebas están colaborando desde el ámbito federal, estatal y local, incluyendo la Autoridad de Transporte Metropolitano, el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York, el Departamento de Salud Mental e Higiene de la Ciudad de Nueva York, el Departamento de Parques y Ocio de la Ciudad de Nueva York, Amtrak, New Yersey Transit, Equipos de Apoyo Civil entre otros.

Liberación de materiales no tóxicos durante el simulacro

Durante los cinco días de simulacros, se liberarán pequeñas cantidades de materiales no tóxicos en distintas estaciones de metro y en distintos puntos en la calle. Los materiales se utilizarán para obtener datos y los resultados de los análisis se emplearán para validar los modelos de flujo de aire y transporte, así como la relación entre el metro y las emisiones en la calle.

Habrá más de 120 estaciones dentro de este proyecto y estará señalizado, no molestando ni alterando las actividades normales de la población.

«Este estudio ayudará a especificar el alcance de la «contaminación» para que los funcionarios comprendan cómo los aerosoles potencialmente peligrosos pueden transportarse por encima y por debajo del suelo y podrán dirigir las acciones de respuesta y recuperación si se produce un evento químico o biológico real», ha señalado el Dr. Don Bansleben, director del programa.

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

La muerte, mi vida

"Si estoy yo, no está la muerte; si está la muerte, no estoy yo. ¿Por qué, pues, preocuparnos de ella?" Epicuro.  ¿Pero quienes somos tras...

Adiós a Almudena Grandes, la gran musa literaria de la izquierda

La escritora Almudena Grandes, la gran musa de la izquierda, ha fallecido de un cáncer a los 61 años. Ha sido uno de los...

Inteligencia Artificial: La tecnología que puede salvar la vida a millones de víctimas de violencia de género

La tecnología y las metodologías avanzadas de Inteligencia Artificial (IA) son algo que se puede poner al servicio de las administraciones públicas como herramientas...
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

La muerte, mi vida

"Si estoy yo, no está la muerte; si está la muerte, no estoy yo. ¿Por qué, pues, preocuparnos de ella?" Epicuro.  ¿Pero quienes somos tras...

Adiós a Almudena Grandes, la gran musa literaria de la izquierda

La escritora Almudena Grandes, la gran musa de la izquierda, ha fallecido de un cáncer a los 61 años. Ha sido uno de los...

Inteligencia Artificial: La tecnología que puede salvar la vida a millones de víctimas de violencia de género

La tecnología y las metodologías avanzadas de Inteligencia Artificial (IA) son algo que se puede poner al servicio de las administraciones públicas como herramientas...