El pasado 11 de agosto, el magistrado del Tribunal Constitucional, Fernando Valdés, fue detenido en su domicilio por los agentes de la Guardia Civil, que consideraron que se estaba cometiendo un delito de violencia de género.

Su mujer negó que se hubiera producido ningún tipo de violencia y en su momento explicó que se había tratado de una «simple discusión de pareja». Sin embargo, el proceso ha continuado su curso, y antes de que el Tribunal Constitucional convoque un pleno para suspenderle, él mismo ha decidido retirarse.

Hoy mismo el juez ha participado en un acto junto a sus compañeros del Tribunal, y ha comunicado esta decisión.

Será Andrés Martinez Arrieta quien desde el Tribunal Supremo investigue la causa, que el pasado 7 de octubre se transformó en procedimiento abreviado al apreciar indicios de un delito de malos tratos contra su mujer.

Fernando Valdés, uno de los magistrados progresistas del Tribunal Constitucional es uno de los jueces cuyo puesto está pendiente de ser renovado desde hace 10 meses. En estos momentos se encuentra apartado de sus funciones por baja médica.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre