Bolivia, China y Alemania han suscrito  acuerdos para invertir en proyectos de explotación e industrialización de litio y otros productos de dos salares del país sudamericano. Estos convenios marcan una visión diferente de la economía  de un país latinoamericano y sus relaciones con el mercado internacional, respetando  la autonomía conceptual.  El empate catastrófico de la Historia en el país andino se rompió con la elección democrática de un movimiento quechua-aymara, que permanece trece años en el poder.

El presidente boliviano Evo Morales ha expresado que su país está abriendo su mercado para varios productos agropecuarios, ahora también para litio boliviano en China. El convenio es entre la empresa estatal Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB) y el consorcio de firmas chinas Xinjiang Tbea Group y Boacheng.

La estatal Yacimientos del Litio Bolivianos (YLB) y la alemana ACI Systems firmaron el 2018 un acuerdo para formar una empresa mixta dedicada a la explotación de este mineral en el salar boliviano de Uyuni, considerado una de las mayores reservas mundiales. YLB aportará el 51% y ACI Systems el 49% de la sociedad conjunta.  Uyuni es el desierto de sal de unos 10.570 kilómetros cuadrados, con reservas de más de diez millones de toneladas, un tercio del total en el mundo.

El vicepresidente boliviano, García Linera, informa que Bolivia cuenta con un programa de industrialización de litio al que este socio alemán aportará inversión, conocimiento tecnológico y mercados como el europeo de baterías para automóviles eléctricos y tecnología medioambiental. Participa en una inversión de poco más de 1.300 millones de dólares en proyectos en el salar de Uyuni.

YLB y sus socios chinos explotarán los salares de Coipasa y Pastos Grandes, donde en cuatro o cinco años estaría montada una cadena de fábricas de sulfato de potasio, hidróxido y carbonato de litio, ácido bórico, bromuro de sodio y litio metálico. El acuerdo incluye la construcción de una fábrica de baterías de ion litio en China, con participación de YLB.

Recursos naturales

“Primero recuperamos la patria, los recursos naturales, ahora estamos con la industrialización de los recursos naturales”, afirmó Morales durante su visita a Beijing, destacando la apertura del mercado chino para productos agropecuarios locales como quinua, café, soja y carne de res.

Bolivia destaca las perspectivas del negocio comprometido: esta alianza de China, el mayor productor de vehículos y mayor consumidor de litio del mundo, y Bolivia, como el país con la mayor reserva de litio, es una relación estratégica muy importante en el mundo y significa enormes potencialidades de cooperación en el futuro.

China, que fabrica más de 30 millones de automóviles al año, tiene actualmente una demanda anual de 800.000 toneladas de litio.

Bolivia informa de que el consorcio Xinjiang Tbea Group-Boacheng se impuso entre siete grupos de Rusia, China, Alemania e Irlanda que participaron en la correspondiente licitación internacional.

Los europeos supieron de los beneficios del agua alcalina de los spas por centenas de años. Pero no conocían que sus propiedades curativas estaban relacionadas con el litio, un químico sorprendentemente suave con múltiples usos médicos, explican a Diario16, profesionales bolivianos.

“Es una droga que puede ser muy efectiva en el manejo de condiciones complejas, como la bipolaridad”, indica Sophie Scott, profesora de neurociencia cognoscitiva del University College de Londres, en el Reino Unido.

“La primera vez que se presentó como una alternativa para tratar desórdenes anímicos fue en 1880. El neurólogo danés Carl Lange lo utilizó para tratar a gente que llamó ‘deprimida’”, explica David Healy, profesor de psiquiatría de la Universidad de Bangor, en Gales, Reino Unido.

Ecologistas advierten que el altiplano andino, a 4.000 metros de altura, es un punto caliente de biodiversidad. En época estival, los flamencos altoandinos emigran de las tierras bajas a las lagunas y humedales del altiplano. El problema es que en esta zona también se ubica el “triángulo del litio”.

Se dice del litio que es el petróleo del futuro. Se le denomina “oro blanco” o “mineral maravilla” por sus excelentes cualidades para almacenar energía. Sin embargo, no es litio todo lo que brilla y detrás de la explotación de este mineral, que no se encuentra de manera natural, existe un trasfondo que suele ignorarse y el medio ambiente sufre las consecuencias derivadas de esta actividad minera.

La proyección política y económica de la explotación de los salares altiplánicos donde se estima que hay al menos 30.000 millones de toneladas de litio, es la mayor reserva mundial de ese metal ultraliviano de creciente demanda.

Primero la recuperación de la patria

“Primero recuperamos la patria, los recursos naturales, ahora estamos con la industrialización de los recursos naturales”, afirmó Morales, relievando la apertura del mercado chino para productos agropecuarios locales como quinua, café, soja y carne de res, pactada a mediados de 2019 cuando él visitó Beijing.

En 1988, la creciente demanda de litio indujo a que se invitara a la empresa estadounidense Lithco a negociar un contrato para la explotación del litio en el salar de Uyuni. Hubo, entonces, encendidas críticas, especialmente provenientes de sectores radicales, y la iniciativa no prosperó.

Sin embargo, el siguiente año se prosiguió con las negociaciones y se suscribió un borrador de contrato. El resultado fue el mismo: “durante meses, hubo declaraciones, foros y seminarios, marchas de protesta, huelgas de hambre, bloqueos y una extrema convulsión social en Potosí”, lo que provocó el fracaso del proyecto.

El futuro Gobierno

Morales llegó a la presidencia el 22 de enero de 2006 con el 53,7 por ciento de los votos en las elecciones generales de diciembre de 2005. De esta forma, se convirtió en el primer presidente indígena del país. Su mandato ha estado marcado por una serie de medidas sociales que mejoraron las condiciones de vida de los bolivianos. Entre ellas, la nacionalización de empresas y recursos estratégicos del Estado, como el gas natural.

En su reciente informe anual, el mandatario boliviano destacó logros en diferentes sectores sociales: construcción de más de 34 hospitales de segundo nivel, 1.061 nuevos establecimientos de salud y 18.550 ítems para atender a la población.

En educación, Bolivia es uno de los países con mayores niveles de asistencia escolar en primaria. Mientras que se han construido 1.206 unidades educativas para un total de 16.733 durante 13 años de Gobierno se han construido 5.000 kilómetros de carretera en un país de caprichosa geografía.

En cuanto a igualdad de género, antes en el Parlamento solo había un 18 por ciento de mujeres y ahora conforman el 51 por ciento.

Morales llegó a la presidencia el 22 de enero de 2006 con el 53,7 por ciento de los votos en las elecciones generales de diciembre de 2005. De esta forma, se convirtió en el primer presidente indígena del país. Su mandato ha estado marcado por una serie de medidas sociales que mejoraron las condiciones de vida de los bolivianos. Entre ellas, la nacionalización de empresas y recursos estratégicos del Estado, como el gas natural.

Bolivia era el segundo país con mayor nivel de deuda externa con el 52 por ciento del PIB. Para 2018, se convirtió en el séptimo país menos endeudado de América del Sur, con 24 por ciento de deuda.

El Producto Interno Bruto (PIB) nominal de Bolivia creció 327 por ciento en los últimos 13 años y llegó a 44.885 millones de dólares en 2018. Mientras que su “colchón financiero”, que incluyen las reservas internacionales, depósitos y aportes a las Administradoras de Pensiones, subieron a 53.269 millones de dólares.

“La estabilidad económica y las políticas de fomento a la producción permitieron que la inflación en Bolivia haya permanecido baja, manteniendo el poder adquisitivo de la población”, indican documentos oficiales.

La refundación de Bolivia como Estado Plurinacional fue posible gracias a la unidad de los pueblos indígenas, movimientos sociales, obreros, profesionales e intelectuales. En 2009, los bolivianos acuñaron la aprobación de la Constitución Política del Estado (CPE).

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × tres =