El líder de Vox y Francisco Serrano reparten propaganda electoral en diciembre de 2015 en el centro de Sevilla.

Francisco Serrano ha pasado de no saber nada y no llevarse ni un céntimo público a guardar un sepulcral silencio. El supuesto azote de las subvenciones públicas y los chiringuitos y líder andaluz de Vox guarda silencio sobre la investigación por presunto fraude de ayudas públicas que ha iniciado la Fiscalía de Sevilla mientras se conoce ahora que participó en una segunda empresa, creada en junio de 2017 en Extremadura, con un millón de euros de origen desconocido.

Serrano ha denunciado a sus dos ex socios y asegura que no ha visto “un céntimo” en la operación de la empresa ‘fantasma’

El líder andaluz del partido ultraderechista se lava las manos y dice que no tiene ni idea de dónde están los 2,5 millones del crédito que el Gobierno de Mariano Rajoy concedió en 2016 a la empresa Biowood Niebla, de la que Serrano fue administrador entre abril de 2016 y octubre de 2017, aunque en el Registro Mercantil consta que mantuvo su responsabilidad en la empresa hasta el 13 de febrero de 2018 como administrador solidario. La Fiscalía de Sevilla investiga a Serrano por presunto fraude de ayudas públicas y añade que si aparecen indicios de criminalidad remitirán las diligencias a la Fiscalía Superior de Andalucía, dada la condición de aforado del líder de Vox en Andalucía.

Serrano asegura que abandonó dicha sociedad el 4 de octubre de 2017 y que posteriormente interpuso una denuncia contra sus entonces socios Javier López y Enrique Pelegrín “tras apreciar la situación irregular que se estaba produciendo”, explicó Serrano en las redes sociales, contraviniendo la recomendación de los médicos tras los episodios de ansiedad que le provocaron la baja en el Parlamento de Andalucía la pasada primavera, coincidiendo con el escándalo por sus declaraciones machistas contra la sentencia por la violación grupal de una joven en los sanfermines.

El Juzgado de Instrucción número 1 de Sevilla investiga la denuncia interpuesta por Serrano contra sus ex socios de la ‘empresa fantasma’ sin actividad alguna que recibió 2,5 millones de euros de ayudas públicas, a la que ahora Hacienda reclama su devolución.

Biowood Niebla retrasó el inicio de su actividad de octubre de 2017 a febrero de 2018, precisamente la fecha en la que Serrano abandonó el proyecto, tras dejar su cargo de administrador solidario el 13 de febrero de 2018. Ese mismo día, el negocio redujo su capital social de 1,2 millones a 7.000 euros y volvió a ampliarlo un mes después. La fábrica sigue sin estar operativa.

Dieciséis meses antes de abandonar su cargo en Biowood Niebla, en junio de 2017, Serrano creó Pellex Energía S.L., con sede en Mérida, una empresa filial en Extremadura con un capital social de un millón de euros de origen desconocido ingresado en una entidad bancaria de Sevilla, según la información adelantada por Ángel Munárriz en Infolibre.

Ayuda millonaria sólo con facturas proforma

Esta sociedad se constituyó cuando el líder andaluz del partido ultraderechista era también administrador de Biowood Niebla, por la que recibió un crédito del Ministerio de Industria por valor de casi 2,5 millones de euros aportando solo facturas proforma. Serrano fue administrador único y accionista mayoritario de Pellex Energía S.L., que en la actualidad tiene como administrador único a Enrique Pelegrín, el ex socio de Serrano al que éste ha denunciado en un juzgado de Sevilla.

El ex magistrado y líder del partido ultraderechista en Andalucía explicó que accedió a este proyecto empresarial “tras tener contacto con un experto en industria de biomasa que tenía una empresa dedicada a la comercialización de maquinaria para la producción de pellets. En el momento de constituirse, se aportan dos máquinas necesarias precisamente para la fabricación de pellets. Estas fueron aportadas por otro socio, Enrique Pelegrín, quien tenía sociedades en materia de biomasa. La idea era que cada uno aportara el 50%, por ello la S.L.P. Serrano Abogados de Familia contribuye aportando la otra máquina que se corresponde al valor de este 50%. Ya en notaría, Enrique Pelegrín aportó facturas proforma referentes a esa maquinaria, lo cual es requisito para pedir el crédito al Ministerio de Industria”, explicó el diputado de Vox en Twitter. Serrano consideró suficiente este requisito pese a que en ningún momento vio la citada maquinaria. Pese a todo, tanto el notario como el Ministerio de Industria dieron su visto bueno a la operación, según Serrano.

A comienzos de 2017, la sociedad Serrano Abogados de Familia desapareció de escena, como reconoce el propio líder andaluz de Vox, al no considerar “normal” la situación, pese a que valoró que “en ningún caso era ilegal que un despacho de abogados tuviera participaciones en una sociedad dedicada a la fabricación de pellets para biomasa”. Con el mismo NIF, Serrano creó Serralba S.L., dedicada a la promoción y producción industrial, al mismo tiempo que con otro NIF distinto constituyó su sociedad profesional Despacho Serrano Abogados SLP.

Apúntate a nuestra newsletter

4 Comentarios

  1. El lider de vox hizo muy bien, andalucia es medio moraca, por eso cuanto mas la roban mas le gusta.. hay que ser tolerantes, y aceptar a los demas, como realmente son

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre