La justicia es lenta y prueba de ello es el juicio de los “papeles de Bárcenas” que no se celebrará hasta el 8 de marzo del próximo año.

Según información, a la que ha tenido acceso diario16.com, de la Audiencia Nacional, la Sección Segunda de la Sala de lo Penal dha señalado el próximo 8 de febrero de 2021 para comenzar a juzgar el pago de la reforma de la sede nacional del PP con dinero de la presunta caja B del partido.

El juicio oral de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal se desarrollará previsiblemente hasta el 20 de mayo a lo largo de 46  sesiones.

El tribunal formado por los magistrados José Antonio Mora Alarcón, Fernando Andreu Merelles y María Fernanda García Pérez prevén celebrar más de 40 sesiones que se prologarán hasta finales del mes de mayo, según la diligencia de ordenación de la letrada de la administración de Justicia.

En el banquillo de los acusados se sentarán el extesorero del PP Luis Bárcenas, para quien la Fiscalía pide cinco años de prisión por el delito de apropiación indebida, falsedad documental y contra la Hacienda Pública; y el exgerente popular Cristóbal Páez, que se enfrenta a un año y medio de cárcel por los mismos delitos salvo el de apropiación.

También están acusados los socios de Unifica, Gonzalo Urquijo y Belén García, para quienes solicitan tres años y 10 meses por falsedad documental y contra la Hacienda Pública; y su empleada Laura Montero, para quien el Ministerio Público pide el sobreseimiento de la causa.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorEl Gobierno reducirá el número de peonadas para acceder a la protección por desempleo de los temporeros
Artículo siguienteLos cuatro magníficos y el hombre del rifle
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × uno =