El fiscal general del Estado, Julián Sánchez Melgar, lo hizo también recientemente. Solicitar que no se vean implicados en asuntos políticos es una petición que se viene repitiendo por parte de jueces y fiscales. Hoy le ha tocado al juez Llarena, que alega desgaste personal sufrido por la instrucción del juicio al proceso soberanista catalán.

Lo más reciente que hemos sabido de él data de hace dos días, cuando en una conferencia organizada por la Real Academia Valenciana de Jurisprudencia y Legislación (RAVJL) explicó la ejecución de las sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, un asunto de plena actualidad y relevancia, teniendo en cuenta que el proceso judicial en el que él ha sido instructor, terminará en esta instancia europea.

Llarena aduce «desgaste» durante el último año, y lo cierto es que el juez ha estado muy expuesto y hemos podido conocer muchos datos sobre él, no solamente sus autos y resoluciones judiciales que han recorrido toda europa. De hecho, aquí puedes hacer un repaso de los titulares que nos ha dado el juez.

Han sido varios los escándalos que le han salpicado: la retirada de las dos euroórdenes contra Puigdemont y el rechazo a solicitar la extradición para investigarle por malversación han sido de los más explosivos. Pero ha habido otros, como la investigación que acaba de abrir hace un par de meses la Fiscalía, donde se investiga la falsificación del acta que propuso al juez para acceder a ocupar su puesto.

Hace un año salió a la luz también el escándalo de la hija de Marchena y la colaboración de la mujer de Llarena para beneficiarla en su carrera judicial.

Tampoco hay que olvidar que Pablo Llarena fue denunciado ante la jusiticia belga, asunto del que aún estamos pendientes de resolución.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre