El IPC se mantiene en 0,8%, sumando ocho meses negativos

0

La evolución de los precios en el mes de noviembre, según el dato de IPC publicado hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), pierde fuelle y no aumenta al mismo ritmo de los últimos meses al registrar un aumento mensual del 0,2% desde octubre, la tasa interanual se mantiene en valores negativos igualando el -0,8% alcanzado el mes anterior. 

Una de las causas principales de este escenario se encuentra en la evolución de los precios de los productos energéticos, ya que, en los once meses del año transcurrido, tanto la electricidad como los carburantes han registrado una bajada media anual en el entorno del 10% comparado con el mismo periodo de 2019.

Si excluimos los precios energéticos junto con el de los productos elaborados la inflación subyacente no es negativa, pues la tasa interanual se sitúa en el 0,2%, una décima menos respecto al menos anterior, pero se trata de unos valores anormalmente bajos.

Además, si se examina la evolución de los bienes COVID-19, más consumidos por las familias españolas durante la pandemia, éstos registran una variación anual del 1%, un dato por encima de la tasa general. Sus precios habrían aumentado desde el 0,7% presentado el mes anterior.

Apoyo a la economía 

La inflación ha sido negativa en nueve meses del año, lo cual concuerda con el escenario económico español en 2020 para el que se estima un descenso del PIB por encima del 10%, según varios organismos económicos, pero, a pesar de que las noticias sobre vacunas eficaces son prometedoras, la situación está lejos de normalizarse, por ello es importante mantener las medias de apoyo a la economía, especialmente los ERTE, tanto tiempo como sea necesario. 

La reactivación esperada en el año próximo y que ya se podría estar iniciando, según los últimos indicadores, debe tener en cuenta que el impacto del COVID se ha intensificado en aquellos que tenían peores condiciones laborales y salariales. Como es habitual, trabajadores precarios, mujeres, jóvenes y aquellos situados en la parte más baja de la distribución salarial han sido los más damnificados.

Evolución anual de los precios de consumo

La tasa anual del Índice de Precios de Consumo (IPC) general en el mes de noviembre es del –0,8%, la misma que la registrada el mes anterior.

El grupo con mayor influencia positiva en el mantenimiento de la tasa anual es:

Vivienda, con una variación del –2,2%, casi un punto y medio mayor que la del mes anterior, debida a los aumentos de los precios de la electricidad y, en menor medida, del gasóleo para calefacción, frente a las bajadas de noviembre de 2019. Por su parte, los grupos que destacan por su influencia negativa son:

Alimentos y bebidas no alcohólicas, cuya tasa disminuye un punto y se sitúa en el 1,3%. Este comportamiento es consecuencia del descenso de los precios de las frutas, mayor este año que en 2019.

También influye, aunque en menor medida, la estabilidad de los precios del pescado y marisco y la disminución de los precios de las legumbres y hortalizas, que se incrementaron el pasado año.

Ocio y cultura, que registra una variación del –0,9%, dos décimas menos que en octubre, causada porque los precios de los paquetes turísticos disminuyen este mes más que en noviembre del año anterior.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre