El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado los datos del IPC correspondiente al mes de octubre, repiten la misma tasa anual que el mes anterior, es decir, el 0,1%, manteniendo la tónica de inflación muy baja que comenzó en abril.

Los responsables de esta baja inflación, cercana a cero, son la tendencia descendente que desde el mes de abril experimentan los precios de la electricidad, muy relacionado con los bajos precios del gas en los mercados internacionales, y la bajada, desde el verano, del petróleo en estos mismos mercados.

Estos datos son compatibles un aumento de poder adquisitivo y subidas salariales

Si se toma en cuenta la inflación subyacente, que elimina el efecto de los precios energéticos y de otros componentes muy variables de la inflación, vemos que se sitúa en cifras mayores, el 1%. Se trata de una tendencia a la inflación históricamente muy baja, comparado con los valores superiores al 2% que esta variable promediaba, por ejemplo, en la década anterior a la crisis.

Los grupos con mayor influencia positiva en el mantenimiento de la tasa anual son:

Vivienda, que registra una variación del –3,9%, casi un punto por encima de la de septiembre, a consecuencia de la subida de los precios de la electricidad este mes, frente a la bajada que experimentaron en octubre de 2018. Destaca también, aunque en sentido contrario, la disminución de los precios del gas, que se incrementaron el año pasado.

Alimentos y bebidas no alcohólicas, cuya tasa anual aumenta tres décimas y se sitúa en el 1,2%, debido a que los precios de las frutas suben este mes más de lo que lo hicieron en 2018. Cabe mencionar, además, pero por su influencia negativa, que los precios de las legumbres y hortalizas se mantienen estables este mes, mientras que se incrementaron el año pasado.

Por su parte, los grupos que destacan por su influencia negativa son:

Transporte, que desciende su variación ocho décimas, hasta el –0,8%, a causa de que los precios de los carburantes y lubricantes y, en menor medida, del transporte aéreo de pasajeros, bajan este mes y subieron en octubre de 2018.

Ocio y cultura, con una tasa del –0,2%, tres décimas menos que en septiembre, motivada porque los precios de los paquetes turísticos disminuyen este mes más que en octubre del año pasado.

UGT reclama una subida salarios mínimos a 1.000 €

Para la vicesecretaria general de UGT, Cristina Antoñanzas estos datos “no hacen más que evidenciar la necesidad de que aumenten los salarios de los trabajadores y trabajadoras de nuestro país”. Estos datos son compatibles un aumento de poder adquisitivo y subidas salariales con entornos de inflación estable y controlada, siempre y cuando haya un comportamiento responsable de los márgenes empresariales. “La CEOE acordó que el salario mínimo de convenio tiene que subir a 1.000€ mensuales, de acuerdo con el AENC, ¡que finaliza precisamente en 2020!”, ha señalado Antoñanzas.

Además, la vicesecretaria general de UGT señala que este escenario de baja inflación “se repite por toda Europa. Como ha mencionado el Banco Central Europeo, la política fiscal, es decir la inversión y el gasto de los Estados, deberían acompañar a esta situación. Para el sindicato, sería una buena reflexión para el nuevo Gobierno, sobre todo de cara a la elaboración de los nuevos Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2020”.

Por último, Cristina Antoñanzas cree que “es importante que los salarios suban para incentivar la demanda interna y así apuntalar la economía y contrarrestar la desaceleración que está motivada fundamentalmente por factores exógenos, como el Brexit o la guerra comercial, pero que se puede ver acentuada precisamente por una retracción del consumo”.

CCOO: “hay que derogar las reformas laborales para asegurar la mejora de los salarios”

El secretario general de CCOO ha afirmado, en relación con el dato de la inflación que se ha conocido hoy, que “ante el riesgo de desaceleración económica, lo que corresponde “es seguir con una política de distribución de la riqueza por la vía de los salarios”, que “es la causa principal del crecimiento de la economía española”.

Unai Sordo señaló que en España hay una situación de inflación plana, bajísima, pese a las políticas monetarias que se vienen desarrollando. “La respuesta a esta situación económica “anormal”, ante el riesgo de desaceleración económica, es continuar con la mejora de los salarios”, afirmó. “En nuestra opinión, la mejora de los salarios, en torno al 2,1% en los convenios colectivos, que está permitiendo una recuperación del poder adquisitivo, es una buena noticia, y además explica que nuestra economía se sigue comportando mejor que otras de la Unión europea”, incidió.

Para el secretario general de CCOO, “la causa principal del crecimiento de la economía española es la mejora de los salarios, la garantía de las pensiones, que se están revalorizando con el IPC, y el crecimiento del empleo, aunque este sea muy precario”. Por eso, lo que corresponde es seguir con una política de distribución de la riqueza por la vía de los salarios. Esto, aseveró, “exige la derogación, la modificación de la reforma laboral cuanto antes”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

9 + dieciocho =