Los datos de IPC, correspondientes al mes de febrero, publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadistica INE muestran una disminución de los precios respecto al mes anterior de un -0,6% y una variación anual del 0,0%, lo que supone un descenso de la tasa de medio punto porcentual. 

Una bajada causada fundamentalmente por el fuerte descenso del precio de la electricidad y la diferencia de precios entre los paquetes turísticos y el alojamiento con respecto al año anterior, tal como apuntaba el INE en el avance de los datos. Los paquetes turísticos están creciendo menos comparados con febrero del 2020, cuando todavía no había empezado el confinamiento en España. 

El caso de la electricidad en este mes ha mostrado el fuerte efecto que tiene en el IPC, reflejando una bajada superior a la que tuvo en 2020 y atrayendo a la baja de nuevo su tasa de variación anual. Comportamiento distinto al que han tenido los carburantes y combustibles que, respecto al año anterior, crecen debido a que en febrero de 2020 comenzaron los problemas de demanda del mercado del crudo por el inicio de la paralización de la actividad internacional. El alza en los precios de este grupo ha contrarrestado el efecto de los precios de la electricidad y de los servicios turísticos, entre otros. 

Por su parte, la inflación subyacente, que elimina los precios de los alimentos no elaborados y los productos energéticos, continúa en valores bajos y, de hecho, este mes su tasa de variación anual ha bajado del 0,6% en enero al 0,3% en febrero. Los grupos de Hoteles y Restaurantes y algunos alimentos explican esta deceleración. 

Sin embargo, los bienes especiales del grupo COVID, que conformaron la cesta de bienes más habitual durante el confinamiento y que, al continuar las restricciones en activo, son los bienes más consumidos, toman valores diferentes, con un aumento del 1,1% en febrero y un crecimiento promedio desde marzo de 2020, en términos anuales, de un 1,8%. 

Evolución anual de los precios de consumo

La tasa anual del Índice de Precios de Consumo (IPC) general en el mes de febrero es del 0,0%, cinco décimas por debajo de la registrada el mes anterior.

Los grupos que destacan por su influencia en la disminución de la tasa anual son:

Vivienda, con una variación del –1,1%, más de cuatro puntos inferior a la del mes anterior, debida a que los precios de la electricidad bajan este mes más de lo que lo hicieron en 2020. Cabe reseñar también, aunque en sentido contrario, la subida de los precios del gasóleo para calefacción, que descendieron el año anterior.

Hoteles, cafés y restaurantes, cuya tasa anual disminuye seis décimas, situándose en el 0,0%, a causa de la estabilidad de los precios de los servicios de alojamiento, frente al aumento registrado el año pasado.

Ocio y cultura, que refleja una variación del –0,4%, cinco décimas menos que en enero, causada porque los precios de los paquetes turísticos subieron más en febrero de 2020 que este mes.

Alimentos y bebidas no alcohólicas, cuya tasa desciende una décima y se sitúa en el 1,6%. Este comportamiento es consecuencia de las disminuciones de los precios de las legumbres y hortalizas y, en menor medida, de la carne, frente a las subidas de febrero del año pasado.

Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

  1. ¿Ya nos está preparando el ministro Escrivá una nueva putada a los jubilados?
    Porque los planes que tiene para nuestro futuro son de lo mas lindo a pesar de lo que se está ahorrando la S.S. con la escabechina de mayores que está haciendo la Covid.

  2. ¿Ya nos está preparando el ministro Escrivá una nueva putada a los jubilados?
    Porque los planes que tiene para nuestro futuro son de lo mas lindo a pesar de lo que se está ahorrando la S.S. con la escabechina de mayores que está haciendo la Covid.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre