La investigación deportiva no deja de avanzar para intentar optimizar la actividad de deportistas y ayudarlos a superar todos los retos y marcas que se propongan. El sistema entérico, es decir, el encargado de controlar el aparato digestivo y advertir del hambre y de la saciedad, es primordial para el buen funcionamiento del organismo. Pero no solo eso. Estudios recientes sobre el rendimiento deportivo apuntan que la microbiota intestinal es muy importante para aumentar la resistencia y la regeneración celular.

La flora intestinal de los deportistas es diferente a la de las demás personas. A parte de la capacidad muscular y física de los atletas, éstos tienen una bacteria que no se encuentra de forma tan abundante en personas sedentarias. Las bacterias del género Veillonella se alimentan de lactato, producido por los músculos al realizar ejercicio. Esta bacteria no solo elimina el lactato de la sangre, sino que lo convierte en propionato, un ácido graso que mejora la capacidad cardiorespiratoria. En 2015 se realizó una investigación a partir del análisis de la flora intestinal de quince corredores que participaron en la maratón de Boston. Los resultados, comparados con el análisis de personas sedentarias, demostró que la bacteria Veillonella aumentó notablementeen número en los días después de la maratón. 

El problema con el propionato, la substancia que aumenta la resistencia corporal, es que no puede ser administrada por vía oral, ya que, al ser un ácido graso, es degradado por las enzimas del tracto digestivo, impidiendo que llegue al colon. Por eso, los investigadores se han comunicado con empresas de suplementos deportivos para que administren esta bacteria en forma de cápsulas. Estas bacterias también pueden resultar muy beneficiosas para mejorar la salud de las personas sedentarias, ya que aumentaría su resistencia al esfuerzo y les ayudaría a llevar un estilo de vida más dinámico.

A diferencia de las personas que no practican deporte regularmente, la microbiota de los atletas está especializada en la reparación de tejidos y en la captación de energía de los alimentos, ya que los cuerpos de los deportistas tienen una demanda de energía muy alta y necesitan una regeneración celular lo más rápida posible. Por esta razón, los deportistas, y todas aquellas personas que deseen mantener un estilo de vida saludable, deben cuidar especialmente su flora intestinal. Para ello existen varios factores, como una alimentación variada y la realización de ejercicio frecuente, pero también puede resultar muy útil la ayuda como la que ofrece Biomes. Los complementos dietéticos probióticos contribuyen a la protección y regeneración de las bacterias de los intestinos, lo que también es especialmente interesante para proteger y regenerar la flora intestinal tras la ingesta de antibióticos.

Es conocido por todos los deportistas que la salud y el bienestar físico y mental precisan de una armonía perfecta entre todos los aparatos y sistemas del organismo. Centrándonos en la flora bacteriana, cuánta más variedad, mejor, ya que ayudamos a digerir correctamente los alimentos que tomamos. Para este fin, el consejo puede resultar demasiado obvio, pero no por eso deja de ser importante. La combinación de una dieta variada y ejercicio es la mejor aliada para la diversidad microbiana. 

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre