jueves, 11agosto, 2022
30.2 C
Seville

El inspector Morocho y los odiosos ocho

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

“Y tú qué haces aquí si tenías que estar muerto” Con esta frase podría arrancar una buena novela negra o una nueva serie de mafiosos o de gente del hampa en general. Pero esa estupenda y prometedora frase no salió de la pluma de Dashiell Hammett, de Raymond Chandler, de Mario Puzo ni de ningún otro escritor o guionista, sino de  un comisario de policía, y fue dirigida a Manuel Morocho, inspector jefe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la policía nacional, UDEF, a la sazón investigador principal de la trama Gürtel.

Hace unos días, el inspector Morocho acudió a la Audiencia Nacional para dar más detalles de las trabas y los impedimentos que sufrió para que no hiciera más pesquisas sobre esa gran trama delictiva. Las maniobras para impedir su investigación llegaron hasta el punto que Pablo Ruz, el magistrado que instruía el caso, ante el temor de que le pudieran estar espiando, quedó con el inspector Morocho fuera de su despacho. El juez Ruz pidió que hicieran un barrido en su despacho para comprobar que no había ningún aparato de escucha.

El inspector Morocho, que ya contestó unos días antes a las preguntas del juez García Castellón y de la Fiscalía, volvió  a la Audiencia Nacional para responder a cuestiones que quedaron pendientes al ministerio público y al resto de la partes personadas dentro de la causa que investiga el espionaje ilegal al extesorero del PP Luis Bárcenas, asunto conocido como caso “Kitchen”, cocina en inglés. El inspector Morocho fue haciendo memoria de las irregularidades que detectó y que atribuye a la cúpula policial del gobierno de Mariano Rajoy y al ministerio del interior que encabezaba el ministro Jorge Fernández Diaz. Desde ambos departamentos le instaron a modificar los informes para proteger al PP. Se le conminó a minusvalorar los papeles de Bárcenas publicados por el diario El País, que recogían la entrega de sobresueldos a los dirigentes del PP, entre ellos un tal M. Rajoy.  También dijo el inspector Morocho que un informe acabado en 2011 que implicaba al entonces matrimonio formado por Jesús Sepúlveda, alcalde del PP y la ex ministra Ana Mato, fue paralizado por el comisario Olivera, alias El Cocinero, de ahí lo de “Kitchen”. También le presionaron para que toda la responsabilidad fuera para Bárcenas y ninguna para el PP, que es la estrategia de defensa de los populares desde que empezó el caso. Y también recibió presiones para quitar de los informes el nombre del empresario Ignacio López del Hierro, marido de María Dolores de Cospedal, los dos imputados en el caso, porque “era amigo de Villarejo”. El inspector Morocho dijo que mientras el comisario Olivera intentaba comprarle en una reunión, llamó el ministro Fernández Diaz para interesarse por la marcha del asunto. El ex ministro naturalmente, lo niega.

Según el testimonio del inspector Morocho, el ministro Fernández Díaz estaba muy pendiente de sus pesquisas y en una ocasión, a través de la cúpula policial, le apremió para que terminara cuanto antes uno de los informes sobre las constructoras implicadas en el caso. El inspector está seguro que el objetivo era que se cerrase cuanto antes una de las líneas de la investigación para que no se llegase a nada.

El inspector Morocho dijo también que el comisario Olivera, que fue jefe de la UDEF hasta 2012, y posteriormente jefe de inteligencia contra el crimen organizado hasta el año 2018 que llegó Grande – Marlaska al ministerio del interior, trató de comprarlo ofreciéndole el traslado a la embajada del país que quisiera o a un puesto  mejor pagado dentro de España.

“Me deja usted un panorama desolador” dijo el juez García Castellón después de que el inspector le fuera relatando las irregularidades, anomalías y presiones que sufrió para sacar adelante la investigación. “Se lo puedo poner peor todavía” le contestó  Morocho que también le detalló cómo le instaban a modificar sus informes, cómo le conminaban a eliminar los nombres de los dirigentes del PP implicados, especialmente el nombre de Mariano Rajoy, “si mencionas a Rajoy serás comida para los peces”, le llegaron a decir la banda de la Kitchen.

“Si mencionas a Rajoy serás comida para los peces” No me digan ustedes que ésta no es una frase digna de una buena novela negra. También le dijo al juez cómo trataron de comprarlo, de colocarle un topo en su grupo, cómo le sobrecargaban de trabajo para impedir que sus pesquisas avanzaran, etc. “Trabajamos en unas condiciones muy penosas”. 

Unos años después de aquellas penosas investigaciones de la trama Gürtel, Enrique García Castaño, alias “El Gordo” otro comisario implicado en la trama, uno de los máximos responsables policiales, jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) desde el 1994 hasta el 2017, se sorprendió al ver a Morocho en un puesto en el DAO, (Director Adjunto Operativo) un alto cargo policial del ministerio del Interior, a donde le trasladaron para apartarlo de la investigación de la Gürtel. Y este comisario Castaño fue el que le dijo eso de: “Y tú que haces aquí, si tenías que estar muerto”

Todo este feo asunto del uso y abuso de las cloacas del Estado para tapar delitos del partido que estaba en el gobierno es algo que la gente no parece darle la importancia que tiene. Y la tiene y mucha porque pone a la democracia en entredicho.

Aquello que dijo Pablo Iglesias, otro que sufrió un continuo acoso que acabó en derribo, de que “no hay situación de plena normalidad política y democrática en España” podría aplicarse a este sucio y apestoso asunto del que se ha llegado a saber lo que se sabe porque ha habido un jefe de policía honrado al mando de un equipo de policías igualmente honrados que se han enfrentado a esta todopoderosa trama de corrupción con profesionalidad y valentía.

Y qué hubiera pasado si a este policía se le hubieran aflojado las canillas y hubiera sucumbido a la casi insoportable presión, a  las gravísimas amenazas contra él por parte de gente muy poderosa del aparato del Estado. Qué hubiera pasado si después de despertar a media noche de una horrible pesadilla en que le metían en una trituradora y le convertían en comida para los peces, al día siguiente hubiera aceptado un puesto en la embajada de España en  Nueva Zelanda. Seguramente que las cloacas hubieran funcionado con total normalidad y conseguido hacer su sucio objetivo de tapar, de reducir, rebajar y minimizar la trama Gürtel y la Kitchen hasta que todo hubiera quedado prácticamente en nada, y los implicados  hubieran salido impunes, libres como el viento para poder seguir  haciendo de las suyas. Para seguir con sus manejos, sus chanchullos de siempre, sus contabilidades B y sus “indemnizaciones en diferido, en forma, efectivamente, de simulación…”

Para curar estas cosas que no tienen cura, nada como echar mano de la poesía, esa arma cargada de futuro, que decía Gabriel Celaya, que nos ayuda a soñar con un país libre de tanta indecencia, de tanta infamia, tanta bellaquería e ignominia, tanta bajeza y vileza. Y nos acordamos de Sabina:  “Que gane el quiero la guerra del puedo / Que los que esperan no cuenten las horas / Que los que matan se mueran de miedo / Que las verdades no tengan complejos / Que las mentiras parezcan mentira / Que no se ocupe de ti el desamparo / Que ser valiente no salga tan caro / que ser cobarde no valga la pena”.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

2 COMENTARIOS

  1. Esto es como un iceberg la corrupción que vemos simplemente es una pequeñísima parte de lo que existe de verdad y lo que se conoce es gracias a héroes que se juegan la vida por decir la verdad y sacar la mierda como este caso del comisario morocho hay otros casos como el caso Royuela en los que hay un padre y un hijo coraje que no van a dejar que se salgan con la suya y afecta a todos los partidos PP ,PSOE a la justicia y hay muchos casos que se han tapado ejemplo el caso de Alcasser y muchisimos mas que no salen a la luz ,precisamente yo pienso que uno de los motivos por los que fue el Banco Popular fue robado fue por una rama de la trama Gürtel que tenía que ver con el Banco Pastor ,se desviaba dinero de la trama Gürtel para blanquear dinero en el banco pastor a paraisos fiscales y cuando llegó saracho lo primero que hizo fue coger los papeles de investigación de RON y meterlos en un cajón y olvidarse del asunto. hay muchas sospechas de que pudo pasar esto matando al perro se termino la rabia pensarian, aparte de esto hubo mas motivaciones pero esta fue una de ellas para acabarr con el bancco popular se necesitan héroes en este caso como en todos sino no nos enteraremos de nada como asi sucede. loss politicos sson marionetas compradas por las elites.

    • en el caso del banco popular el heroe es el DIARIO16 ,no obtiene beneficios sino al contrario por decir la verdad y destapar el mayor robo mundial del siglo XXI, bueno
      el segundo despues de la estafa de Bernie Madoff y que casualidad en los dos esta implicado el banco santander

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído