El ingreso mínimo vitalllega a su recta final y es probable que se apruebe en el Consejo de Ministros de la próxima semana. Según el borrador que maneja el Gobierno, percibir este ingreso será compatible con becas, ayudas para vivienda y se podrá compatibilizar con otras rentas sociales autonómicas de las comunidades autónomas, pero no lo serán en su totalidad. Aun se está negociando con los autonomías.

Las ayudas se encuentren entre 462 euros en el supuesto más bajo y 1.015 euros en el más alto

El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá,  prever que las ayudas se encuentren entre los 462 euros en el supuesto más bajo y 1.015 euros en el más alto, aunque estas cifras pueden variar.

El Ingreso Mínimo Vital es una prestación no contributiva destinada a las familias más vulnerables que no dispongan de recursos y tiene como objetivo erradicar la pobreza extrema.

La cuantía que cobren las familias dependerá de la situación del hogar o “unidad de convivencia”. El mínimo mensual serán de renta que se podrá percibir serán 462 euros y llegarán a los adultos que vivan solos.

Familias monoparentales

Irá aumentando si en ese hogar de un solo adulto vive además un niño, entonces la cantidad ascenderá a 600 euros más otros 100 como complemento. Si hay dos niños, la cantidad se elevará a 838 euros.

Cuando la familia no sea monoparental, el complemento de 100 euros desaparece. El límite está en 1.015 euros al mes, en los hogares con dos adultos y tres hijos o más.

Los beneficiarios en muchos casos no percibirán la ayuda íntegra. Lo que hará la Seguridad Social será completarla hasta llegar a esa cantidad. Si una progenitora vive con su hija y cobra 200 euros trabajando a tiempo parcial, el Estado complementará esos ingresos hasta llegar a los 700 euros que corresponden a su situación de familia monoparental.

Las rentas mínimas autonómicas serán compatibles con el ingreso mínimo vital, aunque no está cerrado cual será el grado de compatibilidad. Lo que parece claro es que no se sumarán, pero si se complementarán. 

Quedarán excluidos de la ayuda aquellas personas que sean titulares de un patrimonio de 100.000 euros o más, en el que estaría incluida la vivienda habitual.

Requisitos

Se deberán aportan pruebas de renta y justificantes de búsqueda de empleo de los miembros del núcleo familiar donde va a entrar esta ayuda. Además, deberá ser mayor de 23 años, salvo que tenga al menos un hijo a cargo, y menor de 65 años.

Además, el beneficiario o beneficiara deberá estar inscrito como demandante de empleo, así como que todos los miembros del hogar hayan solicitado previamente las pensiones y prestaciones vigentes a las que pudieran tener derecho, incluidas las del derecho de alimentos.

El borrador será presentado a finales de esta semana, a la Comisión Delegada de Asuntos Económicos, donde se pasará revista a la memoria económica de la prestación y será evaluada para posteriormente ser elevada al Consejo de Ministros, lo que sucedería el martes de la próxima semana.  El compromiso del Gobierno es de presentar la propuesta a los agentes sociales para su valoración.

Según ha podido saber Diario16, tanto sindicatos como patronal tienen los detalles de este ingreso mínimo vital, ni han sido convocados para ningún tipo de reunión definitoria, que según fuentes del Gobierno se producirá a lo largo de esta semana.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre