El asesinato ayer de los dos periodistas españoles, David Beriáin y su cámara Roberto Fraile, en Burkina Faso, ha causado gran conmoción en España. Desde todos los sectores públicos y privados se han lanzado mensajes de condena y solidaridad con los fallecidos y sus familias. Pero la pérdida de estos dos hombres de acción y de compromiso social dentro de la Comunicación ha permitido también devolver el reconocimiento a una profesión de riesgo.

En medio de una crisis sin precedentes en el Periodismo, muy viciado por la política, de quien también recibe las mayores críticas, David y Roberto consiguieron ayer con su brutal asesinato devolver a los periodistas al lugar que les corresponde.

No sólo a los reporteros de países en guerra o de riesgo, también en nuestro propio país, hay periodistas comprometidos, que han sufrido las consecuencias de mantenerse libres e independientes a presiones políticas o económicas.

Grandes periodistas

Nombres, también, como Miguel Ángel Rodríguez, periodista de Cruz Roja Española, que ha participado en misiones profesionales en países en conflicto, además de ser un de las voces solidarias más importantes de las redes sociales en España, dignifican una profesión que, salvo excepciones, representa a un colectivo mal pagado, que trabaja horas interminables y con gran compromiso social.

De periodistas como David y Roberto no se habla en las redes sociales cuando se lanzan acusaciones hacia la profesión de Periodismo. Ellos, y otros muchos, son la mejor representación de esta profesión.

Los mejores no son los más famosos

Una profesión en la que no siempre los más conocidos son los mejores ni los que aportan más gloria a la profesión.

Todos los grupos políticos y los representantes institucionales han querido mostrar su pesar por este atentado, igual que las asociaciones profesionales del Periodismo. También Reporteros Sin Fronteras (RSF) manifiesta su más profundo dolor por el asesinato en Burkina Faso de los periodistas españoles David Beriain y Roberto Fraile, que sufrieron un ataque de hombres armados el 26 de abril.

RSF expresa su pesar y acompaña en el sentimiento a las familias de los dos reporteros, condena firmemente estos espantosos crímenes y pide una investigación completa y exhaustiva que lleve a sus autores ante la justicia.

Exteriores

La ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, confirmó este 27 de abril en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, que se habían hallado los cuerpos sin vida de los dos periodistas españoles –el reportero David Beriain y el cámara Roberto Fraile–, dados por desaparecidos el lunes tras un ataque armado a una patrulla contra la caza furtiva en la zona de Fada N’Gourma-Pama, en la provincia de Kompienga, al este del país, cerca de la frontera burkinesa con Togo y Benín.

Ambos periodistas se encontraban en Burkina Faso elaborando un documental sobre la protección del medio ambiente y la fauna, y formaban parte de una patrulla integrada por militares, periodistas e instructores, que fue asaltada el lunes 26 de abril por individuos armados que viajaban en una camioneta y una docena de motocicletas. En un primer momento las autoridades locales informaron de que en el ataque habían resultado heridas tres personas y que otras cuatro habían desaparecido, entre ellos dos españoles y un irlandés.

El portal informativo burkinés infowakat.net, que cita fuentes de los servicios de seguridad, había avanzado ayer que los tres extranjeros habían sido ejecutados por los grupos armados que los habían secuestrado. Este medio detalla también que las tres víctimas se encontraban en el país como periodistas-formadores para una ong local dedicada a la protección del medio ambiente.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre