Fueron miles los mensajes de duelo y recuerdo al político que ejerció al frente del estado.

Tantos o más fueron los de rabia y odio a quien ejerció políticamente tras el estado.

Merece un respeto el duelo de aquellas personas para las que simplemente fue un esposo, un padre, un hijo, un amigo. Pero está en la condición humana el sentimiento de alivio con ciertas connotaciones de venganza, al saber que quién con sus actos infringió dolor descansa en paz.

Es el controvertido recuerdo del hombre a ambos extremo del Estado.

Descansa en paz Alfredo Pérez.

Compartir
Artículo anteriorDesconfianza
Artículo siguienteAdiestrando
Detrás el seudónimo de Paco Santero se esconde José Francisco González, o sea yo. Dibujo por vocación y escribo por convicción. No soy nadie y soy todo el mundo a la vez, es el inconveniente de tener una mente llena de pajaros. He colaborado con mis ilustraciones con colectivos y plataformas que siempre me lo han pedido con educación y afecto. No atiendo a guiones ni líneas editoriales. Actualmente podréis encontrar mi trabajo, como dibujante y articulista de opinión en Col.lectiu COMUNICATS https://comunicats.cat/ y Diario 16 También han servido de ilustración de artículos a blogs periodísticos internacionales http://www.infernalmachine.co.uk/guest-post-catalonia-the-trials-of-shame/ Colaboro de vez en cuando con el programa de TV3 TOT ES MOU.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 + 12 =