sábado, 31julio, 2021
30.8 C
Seville

El himno de la cuna

Antonio Expósito
Técnico Superior en Producción de Audiovisuales, Radio y Espectáculos. Como productor audiovisual, destacan «Entre Cartones», primer cortometraje de José Luis Gil como director, «El Camerino», protagonizado por Luis Bermejo, y «Sin Vida Propia», webserie en la que ejerció como jefe de producción y responsable de casting de la segunda temporada. Su medio preferido es la frecuencia modulada. Dirigió y presentó «Selfie Radio Show» en la 99.9 Valencia Radio entre 2014 y 2017. Esta etapa se ve reflejada en «Selfiología, un libro para ofenderlos a todos», publicación que coordinó para Alupa Editorial. Desde abril de 2018, produce «La Jungla» de José Antonio Abellán, uno de los morning show más longevos de la radiodifusión española.
- Publicidad -

análisis

Homenaje a Antoni Benaiges, asesinado en 1936 por llevar a Burgos el modelo francés de “escuela avanzada”

Antoni Benaiges fue un maestro inquieto, comprometido y valiente, que llevó a un pueblecito de Burgos, Bañuelos de Bureba, las más avanzadas técnicas de...

Buen viaje Deliveroo, y que ustedes lo estafen bien

Deliveroo, la plataforma de reparto de comida a domicilio, planea irse de España. Pues que cierren la puerta al salir y buen viaje, como...

El Repaso del 30 de julio: información importante sobre contagios en personas vacunadas, vacunación a embarazadas y protección

Como cada día en El Repaso ponemos el foco en aquella información que consideramos ha de ser explicada y desarrollada. Hoy, especialmente ponemos el...

El caso Kitchen airea las vergüenzas de la Justicia española

El juez García Castellón ha dejado el caso Kitchen en nada. Es cierto que prosigue la investigación contra el ex ministro de Interior Jorge...
- Publicidad-

Las nanas son el himno de la cuna
que sueña con poder ser barricada,
el babero, una tela inoportuna
que limpia la traición de la emboscada.

El grito natural del sonajero
corrompe la vigilia al centinela,
disfraza de piloto al pasajero
del cielo ganador de la rayuela.

Con el tono infantil de mi arrogancia
muestro, sin más pudor, mi discrepancia
de expropiar golosinas en tropel;

este miedo, tan austero y fastuoso,
enseña el mal carácter tenebroso
del pasillo radiante del cuartel.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Otro coliving es posible

La pasada semana, Ernesto del Valle, uno de mis socios en Xaudable tuiteaba "Todo lo que nos pasa en esta vida y merece la...

Juego sucio de Hamilton: sangre mañana

Se ha utilizado la ley para vulnerar su espíritu. Ha sido feo y sucio, y más feo y sucio todavía porque, repetimos, se ha...

Yolanda Díaz pretende lanzar una gran plataforma de izquierdas para plantar cara a la extrema derecha en las próximas elecciones

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, ha defendido esta misma semana "levantar un proyecto de país para la próxima década" desde "muchos espacios...

Doña Emilia, un valor seguro bajo la sombrilla

Cuando Agatha Christie aún ni siquiera se planteaba ser una novelista de obras policiacas, en España la rompedora Emilia Pardo Bazán ya había roto...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Otro coliving es posible

La pasada semana, Ernesto del Valle, uno de mis socios en Xaudable tuiteaba "Todo lo que nos pasa en esta vida y merece la...

Juego sucio de Hamilton: sangre mañana

Se ha utilizado la ley para vulnerar su espíritu. Ha sido feo y sucio, y más feo y sucio todavía porque, repetimos, se ha...

Yolanda Díaz pretende lanzar una gran plataforma de izquierdas para plantar cara a la extrema derecha en las próximas elecciones

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, ha defendido esta misma semana "levantar un proyecto de país para la próxima década" desde "muchos espacios...

Doña Emilia, un valor seguro bajo la sombrilla

Cuando Agatha Christie aún ni siquiera se planteaba ser una novelista de obras policiacas, en España la rompedora Emilia Pardo Bazán ya había roto...