Me hierve la sangre, me pongo enfermo cada vez que pienso en ello. Ni siquiera soy capaz de utilizar la primera persona mayestática y en plural que suelo utilizar al escribir estos artículos de opinión en LAS ALMAS Y LA F1 como homenaje a Alonso.

¡Me hierve la sangre! ¡Maldigo a los estúpidos comisarios del GP de Canadá! ¡Me cisco en sus antepasados y les deseo que se les llenen las tripas de ranas y culebras! ¡Que se pasen cien años con diarrea y se les hinchen el nalgatorio y las tetas! ¡Cretinos, necios, meapilas! ¡Meaaaaapilas! (PARA OTRA COSA NO SERVIRÉIS, PERO PARA COMISARIOS DE FÓRMULA1 TAMPOCO SERVÍS)

No soy sospechoso de ser fan de Vettel, me cae fatal como a la mayoría de los seguidores del flamante triple campéon mundial Fernando Alonso, pero la carrera de Canadá tiene que ser para Sebastian Vettel, es suya y sola suya. Hamilton no fue capaz de adelantarlo. ¡No fue capaz!

La F1 era un deporte salvaje. ¿Qué es ahora? ¿Un juego de salón?

-Si no llevas corbatita no puedes entrar al baile.

Me kggggg en…

Estoy indignado. Todos estamos indignados. Si yo fuese el patrón de Ferrari me plantaría y no correría ni una carrera más hasta que no se hiciese justicia. Retiraría hasta a los Haas: no les suministraría más motores.

El campeonato 2019 necesita que el Gran Premio de Canadá sea de Ferrari. La afición lo necesita. La F1 lo necesita. Los pilotos lo quieren así. ¿Va a decidirse en un despacho una lucha entre fieras?

Habría que comerse a esos banflos comisarios. Es lo que sucedería en la selva… aunque ya sé que no estamos en ella, que la F1 actual es un Zoo blandorro y tramposón, pero al menos que nos mantengan la ilusión y la apariencia, que nos dejen creer que sigue un deporte salvaje, que los pilotos son animales implacables luchando por demostrar quien es más fuerte y rápido según las leyes de la selva.

Si no se le da a Ferrari la victoria en el Gran Premio de Canadá, la Fórmula1 está acabada. En verdad en verdad os lo digo: acabada. Palabra de Tigre Tigre.

 

Daniel Ricciardo luchando por su sonrisa

1 Comentario

  1. La FIA al parecer nega el pan y la sal a Ferrari, ni siquiera admiten a trámite la reclamación. Repugnante. Meapilas. Tigre tigre

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × uno =