Un gran incendio devora la isla de Gran Canaria. A primera hora del lunes, los medios aéreos se han vuelto a incorporar a los trabajos de extinción. Así, los primeros trabajos se han centrado en vuelos de reconocimiento para decidir dónde empezar a descargar el agua, según ha confirmado el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad 112 de Canarias.

En cuanto a los medios aéreos que trabajan en la zona se encuentran, entre otros, el avión anfibio Canadair procedente de Málaga; un avión de carga en tierra procedente de La Gomera, y un helicóptero Kamov de 4.500 litros de descarga procedente de la base de Tenerife Sur. Todo ello, después de que en la madrugada de este lunes unas 230 personas del operativo terrestre hayan realizado labores de extinción, así como retenes de Protección Civil, que han estado disponibles para atajar cualquier circunstancia que pueda ocurrir en el perímetro del incendio, que hasta esta noche seguía contenido dentro de los límites establecidos de 23 kilómetros.

Sin embargo, tanto desde el 112 como desde el Ayuntamiento de Tejeda y la UME se ha informado que durante la madrugada y debido a la reactivación del fuego en la zona del parque de Otoño, se tuvo que evacuar el barrio de Coruña de Artenara, así como los de La Culata y Cuevas Caídas de Tejeda.

En el caso de los vecinos de Tejeda que han tenido que ser evacuados, los que lo han deseado, han sido trasladados a las instalaciones municipales de San Mateo. Para ello, Cruz Roja ha habilitado el Polideportivo de San Mateo con material de albergue para 100 personas y actualmente hay filiadas 49 personas. En relación con ello, las fuentes matizan que durante la noche se han realizado varios traslados de personas encamadas a centros sanitarios.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre