La duda estaba sobre la mesa durante los últimos días: mientras la oposición planteaba la posibilidad de posponer la celebración de los comicios previstos para el próximo 14 de febrero, en el Govern la opinión estaba dividida.

Aunque la decisión únicamente correspondía tomarla al Govern de la Generalitat, el Gobierno de España se ha pronunciado estos días en contra del aplazamiento. El ministro de Justicia, Juan Carlos Campos, consideraba la opción de posponer las elecciones como un hecho «grave para la democracia», unas declaraciones que han sorprendido teniendo en cuenta que las elecciones vascas y gallegas precisamente cambiaron su fecha por la situación que la pandemia del COVID-19 estaba generando en el momento en que debían ser convocadas. La misma razón por la que se pospondrán las catalanas.

Hoy, tras un debate público intenso, el presidente en funciones, Pere Aragonés, ha anunciado que se pospondrán las elecciones hasta el domingo 30 de mayo, como opción más probable, aunque todavía estaría pendiente confirmar la fecha mediante un decreto que se abordará esta tarde. Lo que sí está claro ya es que no tendrán lugar el día 14 como estaba en un principio previsto.

Se ha anunciado ya una reunión para esta misma tarde por parte del Govern para abordar esta cuestión.

La única razón para el cambio de fecha responde a criterios de seguridad sanitaria, puesto que nos encontramos en estos momentos en plena tercera ola del COVID-19 y los datos en Cataluña son, cada día, más complicados, augurando los expertos que en las fechas previstas inicialmente para las elecciones la situación será dura.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Esto no es información sino opinión totalmente parcial. No es digno de D16.
    «La única razón para el cambio de fecha responde a criterios de seguridad sanitaria».
    «la oposición planteaba la posibilidad de posponer la celebración de los comicios «. En fin, lo dicho, opinión camuflada de información.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre