El Gobierno y las Comunidades decidieron ayer tarde, en la reunión interterritorial de Sanidad, mantener las restricciones como estaban previstas en Semana Santa. Así, finalmente no se adelantará el toque de queda a las 8 de la tarde, ni habrá cierres provinciales, ni otras medidas más duras que se auguraban para las próximas fiestas.

Así, desde Sanidad descartan modificar el plan de Semana Santa para adelantar el toque de queda que en algunos foros, y sin razón, se daban por hecho.

Si, como decían algunas informaciones la ministra de Sanidad, Carolina Darias, se puso en contacto durante la mañana de ayer con algunos consejeros de distintas Comunidades Autónomas para sondear la posibilidad de adelantar el toque de queda a las 20.00 horas en Semana Santa, no debió encontrar demasiados apoyos, porque se descartó en la reunión interterritorial de Sanidad.

Medidas

Las medidas, por tanto, quedan como estaban dentro del estado de alarma: cierre perimetral de las comunidades autónomas del 26 al 9 de abril, toque de queda entre las 23.00h y las 6.00h, y limitar las reuniones a cuatro personas.

Por su parte, como ayer informaba Diario16, el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska ha avanzado que se establecerán controles de tráfico en los límites de las comunidades autónomas en Semana Santa.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anterior¿La acción contra el hambre?
Artículo siguienteBanco Popular: el Santander estaba dentro de la JUR y el FROB antes de la resolución
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre