viernes, 27enero, 2023
15.5 C
Seville

El Gobierno valoró que tener a líderes políticos presos en una democracia occidental no se entendía en Europa ni en el resto del mundo

María José Pintor
María José Pintor
Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

El Gobierno ha tomado en las últimas 24 horas una de las decisiones más valientes y que más marcarán esta legislatura. El indulto a los presos del procés abre una nueva línea de diálogo y normalización política con Cataluña. Una de las situaciones que llevó al Ejecutivo a tomar esta decisión es que tener a nueve líderes políticos presos en una Democracia occidental no se entendía bien en Europa ni en el resto del mundo.

Así, el Ejecutivo tiene claro que esta medida de gracia se encuentra en el marco del estado de Derecho. Asume, por tanto, la decisión de condenas de el Tribunal Supremo, y no la revoca. Los nueve presos catalanas, que hoy han salido de prisión, han pasado 1.300 días en la cárcel. Pedro Sánchez y sus ministros entendían que era el momento de abrir la vía del diálogo del entendimiento y de la vía política para resolver un problema con Cataluña.

Mucha emoción en la salida de prisión de los presos catalanes.

Establecer la concordia y la convivencia

Los indultos son, para el Gobierno de coalición, un primer paso para poder establecer la concordia y la convivencia en Cataluña, y entre Cataluña y el resto de España.

Pretende así el Ejecutivo recuperar las relaciones institucionales, pero también las afectivas, entre España y Cataluña. Se entendió que era el momento de superar la situación política generada por el procés.

La prisión, el principal escollo para el diálogo

La prisión era el principal escollo para hablar entre catalanes y el resto de españoles. Por ello, el Gobierno defiende el encuentro, que se puedan escuchar y entender con los políticos catalanes.

Pedro Sánchez y su equipo entendieron enseguida que la prisión era un callejón sin salida, que se planteaba siempre por los independentistas.

El diálogo, y por ello los indultos aprobados ayer en Consejo de Ministros, era el único cauce para defender el problema político con Cataluña.

El diálogo llevó a la Constitución

La capacidad de diálogo consiguió, en momentos muy graves en España, que se aprobara la Constitución del 78. Un acuerdo entre personas que se enfrentaron en una guerra y en una dictadura. Con esta experiencia, Pedro Sánchez y sus ministros entienden que es fundamental ser capaces de hablar, de intentarlo y así abren una nueva etapa en la que confían que los indultos generen un clima propicio.

También confían desde el Gobierno que la libertad de los presos catalanes permita una normalidad en la situación política con Cataluña.

Esperan así que los indultos generen un clima propicio. Es, a su juicio, el inicio del camino. Para este Gobierno es el momento de pasar página y empezar de nuevo.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

1 COMENTARIO

  1. El Gobierno valoró que tener a líderes políticos presos en una democracia occidental no se entendía en Europa ni en el resto del mundo mio: Y ha tardado tantos años en darse cuenta? Nos arruinaremos pagando las compensaciones de la UE con la indemnizaciones de los injustamente represaliados. Bueno, seguramente en Turquía si se entiende.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído