El PSOE ha puesto una línea roja casi insalvable a Podemos para lograr un Gobierno de coalición al día siguiente de las elecciones municipales y autonómicas del 26 de mayo: Ábalos ha respondido a los deseos de Pablo Iglesias de entrar en un Ejecutivo de coalición, pese a los malos resultados de este domingo, con el fuerte batacazo de Unidas Podemos en Madrid, que todo lo más que aceptarán será uno de “orientación socialista abierto a algunos independientes progresistas”. Así lo ha dicho el secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, ha explicado este lunes tras la reunión de la Comisión Ejecutiva presidida por Pedro Sánchez.

El número tres del PSOE ha hecho un llamamiento a Ciudadanos a que apliquen en comunidades autónomas como Castilla y León y Murcia el mismo principio que utilizaron en Andalucía y que dio el gobierno al PP a pesar de la victoria socialista. En este sentido, ha recordado que la formación de Albert Rivera “alegó la necesidad de un cambio de régimen dado que esta región llevaba muchos años gobernada por los socialistas”.

Amplia victoria socialista

El secretario de Organización, José Luis Ábalos, subrayó hoy la “amplia victoria” obtenida por el PSOE en las elecciones municipales autonómicas y europeas, “un triunfo- dijo que reafirma la victoria de hace un mes en las generales y sitúa al PSOE como la fuerza dominante y mayoritaria en nuestro país”.

“El PSOE vuelve a imponerse y se consolida como el proyecto político claramente preferido por los españoles y españolas”

“Sería terrible que Ciudadanos fuera la bisagra que diera la entrada a la ultraderecha en las instituciones”, algo que “tampoco lo entenderían los liberales europeos”

En rueda de prensa en Ferraz, tras la reunión de la Comisión Ejecutiva Federal, Ábalos, aseguró que “ahora corresponde a todos los partidos interpretar y gestionar los resultados pensando en el interés general y en el futuro de nuestro país”.

En este sentido, aseguró que, una vez que han hablado los ciudadanos, “se abre un nuevo horizonte en el que los partidos políticos tenemos la oportunidad, y la obligación, de reconsiderar nuestras estrategias y de escucharnos los unos a los otros pensando en la estabilidad política e institucional”. “Las diferencias políticas son legítimas y dan sentido a la democracia, pero no pueden servir de pretexto para poner palos en las ruedas de la gobernabilidad ni para bloquear las instituciones”.

Elecciones europeas

En relación con las elecciones europeas, el secretario de Organización destacó que “la victoria aplastante del PSOE lo confirma como el partido socialdemócrata más fuerte a nivel internacional”, “el primer partido del Grupo Socialista Europeo y un modelo a seguir por el resto de las formaciones socialdemócratas del mundo”.

En este sentido, recordó que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha viajado este lunes a París, donde mantendrá una cena de trabajo con el presidente francés, Emmanuel Macron, para analizar juntos los resultados de las elecciones al Parlamento europeo, intercambiar puntos de vista sobre la renovación de cargos en las instituciones comunitarias y abordar posibles estrategias de cara a frenar el auge de la ultraderecha.

Ábalos advirtió de que a las potencias europeas les inquieta, y mucho, la victoria en las elecciones europeas de partidos extremistas como los que encabezan Marine Le Pen en Francia, Matteo Salvini en Italia, o el partido del Brexit en Reino Unido, y en este sentido, recordó que “España se ha convertido en un ejemplo para los socios europeos al convertirse en el único país capaz de poner coto a la expansión de la ultraderecha al mes de su irrupción en el escenario político nacional. No en balde Vox ha perdido la mitad de los votos cosechados el 28-A”, apuntó.

El secretario de Organización recordó que “los españoles y españolas han pinchado en las urnas la burbuja de la extrema derecha en España” y se dirigió a Ciudadanos “para que no insufle aire a Vox en las instituciones” y “no se convierta en la llave que dé acceso a la ultraderecha en los gobiernos locales o autonómicos”.

“Es comprensible que pueda renunciar a su papel de bisagra respecto a la derecha o al centro derecha y centro izquierda, pero sería terrible que fuera la bisagra que diera la entrada a la ultraderecha en las instituciones” y “tampoco lo entenderían los liberales europeos”.

Autonómicas

Sobre el resultado en los comicios autonómicos, Ábalos ha destacado que el PSOE ha sido primera fuerza en 10 de las 12 comunidades; se convertido en primera fuerza en bastiones histórico del PP como Castilla y León, La Rioja, Murcia o la Comunidad de Madrid; ha obtenido dos mayorías absolutas (Extremadura y Castilla-La Mancha) y podrá conservar los gobiernos de Asturias y Baleares, lugar este último donde se produce la primera victoria socialista en democracia.

 

Para el seguimiento y la evaluación de las propuestas de acuerdo que se planteen desde los distintos territorios y por los distintos partidos para la gobernabilidad municipal y autonómica, la Comisión Ejecutiva Federal ha designado una comisión integrada por el propio José Luis Ábalos; el secretario de Coordinación Territorial, Santos Cerdán y los responsables de Política Municipal y Política Federal, Susana Sumelzo y Patxi López, respectivamente.

Algo que –añadió Ábalos- “no excluye que sigamos considerando como socio político preferente de una agenda progresista a Unidas Podemos”, de cara a “alcanzar acuerdos programáticos o de gobierno, sin dar por supuesto ni excluir nada”.

Elecciones Municipales

Respecto a las locales, el secretario de Organización subrayo que el PSOE vuelve a ganar las elecciones 16 años después, pues desde 2003 no era la fuerza más votada. Ha obtenido 6.600.000 votos (el 29’27 % de los sufragios), aumentándolos los apoyos en 1.100.000 si se compara con 2015.

Los socialistas son la primera fuerza también en concejales, ya que obtienen 22.324 (1.500 más que en 2015). Y sobre un total de 147 capitales de provincia, autonómicas y ciudades de más de 50.000 habitantes, el PSOE ha sido la primera fuerza en 74, en más del 50 por ciento. Además, se han obtenido 14 mayorías absolutas frente a las dos que obtuvimos en 2015 (Vigo y Soria).

El PSOE ha aventajado al PP en 1.60.000 votos (siete puntos de diferencia) y a Ciudadanos en 6 millones de sufragios (más de veinte puntos). Ha sido la primera fuerza política en 24 provincias, va a presidir al menos 21 diputaciones provinciales y, en función de los pactos, es probable que pueda estar en el gobierno de cabildos en Canarias y Consejos Insulares en Baleares.

Por último, Ábalos señaló que “el Partido Socialista no renuncia a ejercer la confianza que los ciudadanos nos han otorgado en las urnas y, por lo tanto, haremos valer y prevalecer la condición de ganadores de estas elecciones”, afirmó Ábalos.

“Somos conscientes –añadió- de que algunos perdedores lo han celebrado como una victoria, estimando que van a conseguir automáticamente el apoyo de otras formaciones, sin siquiera valorar la oportunidad o conveniencia de tal apoyo. Creo que se precipitan y desprecian lo fundamental, y es el resultado de las urnas y la posición que le corresponde a la formación que ha resultado victoriosa. Por lo tanto, el PSOE no da por perdido nada, lo va a pelear todo y a intentar que prevalezca la voluntad mayoritaria de los ciudadanos”, concluyó.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − 13 =