jueves, 2febrero, 2023
3.4 C
Seville

El Gobierno reanuda la exhumación de 118 víctimas de la guerra en el Valle de Cuelgamuros

Las actuaciones se desarrollarán de acuerdo a un plan impulsado desde el Ministerio de la Presidencia junto a Patrimonio Nacional

Juan Carlos Ruiz
Juan Carlos Ruiz
Periodista y Licenciado en Ciencias de la Información
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Los trabajos para exhumar, a petición de sus familias, los restos de 118 víctimas de la guerra, se han reanudado en el Valle de Cuelgamuros, tras la paralización que supusieron las medidas cautelares impuestas por el juzgado nº 10 de Madrid ante los diversos recursos presentados.

Una vez levantadas las medidas cautelares por parte del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, el pasado mes de julio, y después de que el Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial estableciese que el consistorio no tenia competencia para suspender la licencia de obra, desde Patrimonio Nacional se ha procedido a reanudar los trabajos para terminar así «con el sufrimiento que esta situación estaba ocasionando a los familiares de las víctimas».

Reparar el dolor «cuanto antes»

De acuerdo con la voluntad decidida del Gobierno de España de colocar a las víctimas de la guerra y la dictadura en el centro de la acción del Ejecutivo en materia de memoria, y con el objetivo de «reparar cuanto antes el dolor de quienes llevan décadas intentando recuperar los restos de sus seres queridos para darles una sepultura digna», el Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática ha establecido, junto con Patrimonio Nacional, un plan dotado con 650.000 euros con el que dar respuesta a la solicitud de los familiares y a su voluntad de recuperar los restos inhumados en el Valle.

Este plan tiene el aval del Consejo Médico Forense y cuenta con los medios materiales necesarios para llevar a cabo las labores de localización y extracción, así como con los medios humanos y profesionales especializados en materia de antropología forense. De esta forma se garantizará la adecuada proporcionalidad entre los medios necesarios y los resultados que se pretenden alcanzar, sin crear falsas expectativas dada la complejidad de los trabajos, derivada del estado de los enterramientos.

Toma de muestras y análisis antropológicos

El equipo forense encargado de esta investigación, de alta cualificación y experiencia, actuará de conformidad a principios éticos y deontológicos propios de las Ciencias Forenses y aplicando metodologías y protocolos universalmente reconocidos. Tras las primeras apreciaciones de carácter forense, se llevarán a cabo, siempre en las propias dependencias de la Basílica, los análisis antropológicos y la toma de muestras que serán después utilizadas para los análisis genéticos, a cargo del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses de Madrid, dependiente del Ministerio de Justicia.

Una vez sean identificados los restos que hayan sido requeridos por los familiares de las víctimas, se procederá a elaborar los correspondientes informes técnicos forenses para llevar a cabo la entrega de éstos a las familias. Está previsto también que aquellos restos que no sean objeto de devolución a sus familiares por no haber sido establecida su identidad sean retornados al correspondiente columbario.

El Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática explica que «en todo momento el procedimiento estará guiado por criterios de carácter técnico y forense y el plan se desarrollará de acuerdo con el cumplimiento de los principios de legitimidad, legalidad, respeto y confidencialidad».

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

1 COMENTARIO

  1. Por si alguno tiene dudas y está tentado de creer la falacia reaccionara que pretende olvidar permanente a las víctimas de la guerra civil -evidentemente del bando republicano porque de los golpistas, como corresponde fueron reconocidos en su momento-, mediante el lema de reabrir las heridas, que nunca quisieron cerrar estableciendo dos clases de las mismas, y obviando la diferencia del reconocimiento para unas frente a las otras; hay historiadores y obras, como Paul Preston en su Arquitectos del Terror, donde con 250 páginas de referencias documentales acreditando sus comentarios, explica que, el genocidio, no fue un efecto colateral de la guerra y su descontrol, sino una estrategia de los golpista prevista antes del levantamiento militar para erradicar cualquier resistencia que se les pudiera oponer y que tenían establecida para eliminar la oposición a todo el que diera muestras de resistir o creer en otra forma de gobierno y creencia que no fueran los suyos, como se muestra en la directivas a seguir, previstas Mola principalmente, para después del levantamiento.
    Oír hoy, después de tantas pruebas y evidencia documentadas, al pensamiento reaccionario no solo pretendiendo olvidar lo pasado sino hacerlo mediante el borrado de una parte de los sacrificados, solo es admisible si reconocemos una ignorancia incapacitante de la historia que los lleva a no saber ni lo que hacen.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído