El ministro de Justicia de Italia ha anunciado hoy que los internos de los centros penitenciarios de Roma, Milán y Salerno coserán mascarillas quirúrgicas para hacer frente al desabastecimiento.

Se facilitarán ocho máquinas con las que los internos podrán fabricar hasta 400.000 mascarillas: los primeros ejemplares serán para la población reclusa y los funcionarios de los centros penitenciarios. Y después, se distribuirán entre el personal sanitario.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre