El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dado solemnidad al acto junto a los agentes sociales de la firma del acuerdo de subida del salario mínimo interprofesional (SMI), a 950 euros brutos mensuales en 2020.

Por parte de los sindicatos han firmado el secretario general de UGT, Pepe Álvarez y el secretario general de CCOO, Unai Sordo. Por parte de las patronales, el presidente de CEOE, Antonio Garamendi, y el de Cepyme, Gerardo Cuerva. También han participado el vicepresidente segundo de Asuntos Sociales, Pablo Iglesias, la vicepresidenta tercera de Asuntos Económicos, Nadia Calviño y la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

El documento firmado establece el salario mínimo (SMI) para 2020 en 950 euros brutos al mes en 14 pagas, lo que equivale a 13.300 euros brutos al año y 31,66 euros brutos al día con carácter general.

Estas cuantías, “representan un incremento del 5,56% con respecto a las previstas en 2019, surtirán efectos durante el periodo comprendido entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2020 y suponen un primer paso para llegar al 60% del salario medio a final de legislatura, según han querido subrayar los representantes sindicales.

“Una subida de 50 euros para las familias trabajadoras es muy importante”

También se sitúa en 44,99 euros, frente a los 42,62 euros de 2019, la retribución mínima por jornada legal en el caso de trabajadores eventuales y temporeros cuyos servicios a una misma empresa no excedan de 120 días anuales. En el texto deja constancia de que la existencia de una retribución salarial mínima adecuada contribuye a superar situaciones de pobreza, reducir desigualdades y propiciar tanto la estabilidad como la cohesión social. El acuerdo permitirá impulsar el consumo y promover un crecimiento económico sostenido, sostenible e inclusivo, así como aumentar los ingresos del sistema de Seguridad Social mediante un incremento de las cotizaciones.

Tras la firma de la subida del SMI, Antonio Garamendi, presidente de la patronal, ha asegurado: “La reforma laboral ha sido positiva y estamos sentados para seguir mejorando”.

Además, ha asegurado que van a trabajar con discreción, como hasta ahora: “Trabajamos partido a partido, tenemos muchísimo trabajo por delante con los cambios de la reforma laboral y el Estatuto de los Trabajadores”

“Los primeros que queremos empleo de calidad somos los empresarios. No solo es un proyecto del Gobierno, es un proyecto nuestro. Nos interesa la retención del talento, es un objetivo conjunto”, ha declarado Garamendi.

No trabajamos con ningún partido político. Trabajamos con el Gobierno

“No trabajamos con ningún partido político. Trabajamos con el Gobierno”. Así de contundente se ha mostrado Antonio Garamendi, presidente de la patronal ante la relación con el nuevo Gobierno de coalición del PSOE y Unidas Podemos.

El representante de los empresarios ha reconocido que ayer mismo se reunió con Pablo Casado y que está dispuesto a reunirse con todas las fuerzas políticas.

Los sindicatos celebran la rapidez del acuerdo por la subida del SMI

“Estamos ante la firma de un acuerdo para el año 2020 pero que ya avanza hacia la perspectiva del salario mínimo”, ha asegurado Pepe Álvarez, secretario general de UGT, que ha querido felicitar al Gobierno por la rapidez para llegar a este primer acuerdo.

El representante de UGT “ha destacado que las conversaciones no solo se producirán en el ámbito laboral, sino que también se conversará sobre otros temas como la industria, la energía o las políticas de igualdad”.

Por su parte, Unai Sordo, secretario general de CCOO, ha calificado la subida del SMI “como un hito para la recuperación salarial y la recuperación de los salarios mínimos y como un impulso a las condiciones de vida de la gente que más ha sufrido la crisis”.

También en este caso el representante del sindicato ha asegurado que se mantendrán conversaciones sobre otros temas como la formación profesional, la digitalización de la economía o los retos de transición ecológica y energética en la «agenda reformista» del Gobierno.

Unai Sordo ha destacado la importancia del acuerdo entre sindicatos, patronal y Gobierno: “Lo que se acuerda permanece en el tiempo mucho más y España necesita certidumbre”.

Pepe Álvarez ha asegurado que “el no acuerdo no tiene por qué ser un desacuerdo absoluto» y que van a trabajar de forma conjunta: «No va a ser fácil, pero vamos a trabajar para dar la vuelta a la situación de miseria en la que viven muchos españoles”.

El salario mínimo es clave para combatir la pobreza laboral

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha agradecido a todas las partes que han participado en el acuerdo “por la subida del salario mínimo” y ha asegurado “que una subida de 50 euros para las familias trabajadoras es muy importante, lo que hoy hacemos es para esas familias trabajadoras”.

Además, afirma que esta subida se ha hecho en línea con la Unión Europea, para luchar contra la pobreza: «El salario mínimo es clave para combatir la pobreza laboral».

La ministra ha reconocido el impacto de género de la medida: “Las más pobres siempre somos las mujeres”. También ha asegurado que mañana comenzará la mesa del diálogo: “No voy a ser yo quien diga que vamos a hablar mañana, pero empezaremos por los elementos de mayor urgencia. Hay que devolver a la negociación colectiva su propia voz”. En esta línea, ha criticado que el Gobierno de Mariano Rajoy negó la voz a la negociación colectiva.

En cuanto a la derogación del artículo 52 d), Díaz asegura que la propuesta está lista pero no se va a someter al diálogo social porque “hay vulneración de derechos fundamentales, además de una sentencia de la Unión Europea. No va a ir al Consejo de Ministros del martes porque falta un informe administrativo, pero está preparada y los agentes sociales lo conocen perfectamente”. la crisis agraria corresponde a un problema estructural y no a la subida del SMI

En cuanto a las manifestaciones que se están celebrando en el sector agrario, la ministra ha asegurado: “Mi compromiso y mi solidaridad con el sector agrario es total, las comunidades dedicadas a ello lo están pasando muy mal y los presidentes de estas comunidades ya tenían estos datos”.

La ministra ha reconocido que “es un problema estructural que no se ve afectado por la subida del SMI”, provocado por la sequía y además prevé que la borrasca Gloria tenga efectos en el campo, especialmente en las zonas de la costa más afectadas.

Díaz también asegura que los datos del SMI en términos interanuales se sitúan como el segundo mejor dato en Extremadura desde 2016, por lo que es un problema estructural.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre