Desde que se cometió el crimen de guerra en 2003 a José Couso, su familia no ha parado de batallar en los tribunales de justicia.

El Gobierno de España no quiere que el crimen de los dos periodistas españoles asesinados en Burkina Faso este pasado lunes por un comando de Al Qaeda “caiga en el olvido ni en la impunidad”, según explicó ayer la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, pero al mismo tiempo esta disposición clara al esclarecimiento de los crímenes de David Beriain y Roberto Fraile contrasta con el interés del mismo ejecutivo de Pedro Sánchez de archivar a toda costa la investigación que la familia del cámara de Telecinco José Couso, asesinado en el hotel Palestina de Bagdad durante la guerra de Irak en abril de 2003, mantiene en los tribunales.

Diario16 ha entrevistado este jueves a David Couso, hermano del cámara asesinado por el disparo de un tanque norteamericano sobre el hotel donde residía mientras cubría el conflicto bélico de Irak. “Esperamos justicia”, ha apuntado el hermano de José Couso a nuestra compañera Beatriz Talegón durante la entrevista. El Gobierno de España defendió este pasado enero en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo que se rechace la demanda presentada por la familia de Couso.

La Abogacía del Estado apuntaba en un escrito del pasado diciembre que defiende que España no vulneró el Convenio Europeo de Derechos Humanos cuando archivó, después de 11 años de instrucción, la investigación del asesinato del periodista que estaba abierta en la Audiencia Nacional. Entonces, la reforma impulsada por el Gobierno del PP para restringir la justicia universal obligó a dar carpetazo a la investigación contra los tres militares estadounidenses procesados por este crimen de guerra. La Abogacía del Estado defiende que el caso llegó “a un punto muerto” y que el Estado español ejerció su derecho a la investigación “mientras España tuvo jurisdicción para perseguir in absentia a los responsables del crimen”.

Presión del Gobierno a Burkina Faso

Ahora, la jefa de la diplomacia española asegura que el ejecutivo de Pedro Sánchez pondrá todo su empeño en el esclarecimiento del crimen de los dos periodistas en una emboscada en Burkina Faso cuando realizaban un documental sobre los cazadores furtivos de la zona. González Laya conversó el martes por la noche con su homólogo burkinés para urgir al Gobierno del país africano para que identifique cuanto antes a los responsables del ataque, que ya se ha atribuido el Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes (JNIM), la filial de Al Qaeda que opera en la zona, con el objetivo prioritario de que puedan comparecer ante la Justicia.

González Laya quiere evitar “que se pase pronto página de actos terroristas” como el de esta semana en Burkina Faso que ha costado la vida a los dos reporteros españoles y exige “luz y taquígrafos” para que se esclarezcan sus muertes. “De momento, solo se conocen detalles muy preliminares de lo ocurrido”, ha añadido.

Respecto al caso de José Couso, su familia aguarda que la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos haga justicia mientras apela a la ciudadanía para que entienda que este no es un asunto que únicamente afecte a la familia Couso, sino que también lo hace a todas aquellas personas que creen en los valores universales de la justicia.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Detrás de lo ocurrido en Burkina Faso están unos desarrapados hambrientos y asesinos, detrás de Couso están otros asesinos pero son los dueños de medio planeta a quienes los demás le debemos pleitesía; así de sencilla es la historia.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre