En una carta enviada desde el ejecutivo de Pedro Sánchez (carta conjunta del Monosterio de Hacienda y del de Sanidad) a la Generalitat, se reclama un plan urgente de ajustes en la inversión (gasto) farmaceútico y sanitario. Concretamente, se especifica que las medidas a tomar han de centrarse en las prestaciones farmaceúticas ambulatorias y hospitalarias, y en los productos sanitarios. Se llama la atención especialmente en las «exoprótesis (sustituyen total o parcialmente un miembro), en las endoprótesis (se implantan para sustituir una articulación), y en los productos que «supongan un alto gasto».

La justificación para esta exigencia, según el Gobierno, se encuentra en que Cataluña no ha cumplido con la tasa de referencia establecida por la Comisión Delegada del Gobierno de Asuntos Económicos durante los años 2017 y 2018. El límite se estableció en el 2,1 y en el 2,4%, y Cataluña había llegado a un 3,3% y a un 4,7% respectivamente. En mayo de este año, incluso, ha llegado a un 7%.

En la carta se solicita que se remita un informe que analice de manera específica la situación en la que se encuentra la inversión («gasto») en materia sanitaria y farmaceútica, y que una vez presentado un plan concreto, será sometido a debate en la comisión de seguimiento, donde se encuentra representado el Ministerio de Sanidad, el de Hacienda y las consejerías regionales de estas áreas.

Esta cartera está gestionada por ERC, y Pere Aragonés ya ha expresado su malestar, en el mismo sentido que se ha manifestado el presidente en el exilio Carles Puigdemont:

 

 

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre