El Gobierno estudia modificar el sistema de cotización de los autónomos para que los trabajadores por cuenta propia coticen por lo que realmente ganan y acabar así con el actual régimen de bases y establecer uno nuevo por tramos de renta, según ha comunicado a Diario16 el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Se trata de una recomendación del borrador del Pacto de Toledo de 2019, para promover medidas para acercar sus bases de cotización a sus ingresos reales. Para ello desde el Ministerio hablarán con las asociaciones de autónomos para hacer un planteamiento inicial en el marco de esta comisión.

La Seguridad Social está hablando con las asociaciones profesionales de autónomos para terminar con las discrepancias entre lo que los trabajadores autónomos ingresan y lo que tributan cada trimestre. Según datos del Departamento que dirige José Luis Escrivá, el 85% de los autónomos se apunta a pagar por la base de cotización mínima es de 944,40€ y un 14% opta por la máxima de 4070,40€, lo que en el futuro se verá reflejado en una pensiones de miseria.

Aquí no estamos hablando de subir los impuestos a los trabajadores por cuenta propia, sí de que coticen por lo que realmente ganen. En el borrador de la recomendación del Pacto de Toledo, se establecía que los autónomos y autónomas que menos ingresen tengan una serie de descuentos, llegando al 50% de lo que cotizan.

Quienes declaren ingresos de menos de 12.000 euros seguirán tributando por la base mínima.

Quienes cobran hasta 24.000 o 25.000 euros seguirían cotizando como hasta ahora.

A partir de ese horizonte, las tributaciones a la Seguridad Social irían creciendo hasta llevarla al máximo actual de 45.000 euros anuales.

Escrivá está estudiando la posibilidad de fijar tipos negativos, de forma que los autónomos que coticen más de lo que ingresan, tendrían derecho a devolución, actualmente no ocurre.

La cambio del sistema aumentaría en un 20 por ciento la recaudación de estos trabajadores que más ganan, la mayoría de los cuales son los llamados “societarios” y miembros de consejos de administración.

La cuota de autónomos ha subido en la última década un 14,1%. Sólo entre los años 2011 y 2012 se congeló la cuota. El mayor incremento fue desde el año 2017, debido a que también aumentaron las coberturas a los autónomos.

Se ha instaurado una ayuda por “cese de actividad” ––el llamado ‘paro de los autónomos’–– que según Seguridad Social ha dado cobertura a casi 1,5 millones de trabajadores y trabajadores, y que ha sido crucial debido a la actual crisis de la Covid-19.

A mayores cotizaciones y cuotas, mayor protección social el día de mañana y mayores pensiones.

Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA se ha opuesto a la medida: “No vamos a apoyar ningún cambio en el sistema de cotización de los autónomos que implique un aumento de las cuotas, ni es el momento, ni pueden los autónomos que están asfixiados. Toca lo contrario, bajar cuotas y no subirlas a nadie”.

Por su parte, Eduardo Abad, presidente de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos, (UPTA), ha mostrado favorable a la medida.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre