Durante la sesión celebrada ayer, jueves, el Parlament de Cataluña aprobó una serie de resoluciones entre las que se encuentra la que reivindica «la legitimidad de la desobediencia civil e institucional» para «defender derechos civiles, políticos y sociales», según apunta la agencia Efe.

También se aprobó la resolución sobre la amnistía de los presos políticos y la retirada de la Guardia Civil de Cataluña.

La propuesta sobre amnistía

Concretamente, la propuesta defiende una «respuesta de consenso» a la sentencia, remarcando que el Parlamento «se compromete a trabajar para encontrar soluciones para conseguir la libertad de los presos a través de la aplicación de una amnistía». En el texto se muestra el apoyo al «ejercicio del derecho de manifestación, libertad de expresión, movilización y protesta siempre por las vías pacíficas, cívicas y democráticas».

La propuesta fue aprobada por 68 votos a favor, 57 en contra y las 8 abstenciones de los Comunes.

La Guardia Civil, fuera de Cataluña

Se trata de una propuesta conjunta presentada por JxCat y ERC que reclama que la Guardia Civil se vaya de Cataluña, al considerar que actúa como «una policía de carácter político que está centrada en perseguir a determinados colectivos políticos y sociales».

En el mismo texto, que fue aprobado, se pide la dimisión de la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera «por ser manifiestamente incapaz de garantizar los derechos fundamentales de la ciudadanía».

Se denuncia además el «uso especulativo y arbitrario de los tipos penales asociados al terrorismo para reprimir el activismo social y político», y se denuncia también que «el juicio del procés ha sido arbitrario y sesgado» y se han podido ver repetidamente «abusos» a los Derechos Fundamentales.

Esta resolución ha contado con los votos de JxCAT, ERC y la CUP. En contra han votado CS, PSC, y PP.

Reprobación a Lorena Roldán, portavoz de Ciudadanos

La portavoz de Ciudadanos que ocupa el lugar de Inés Arrimadas está teniendo una llegada al Parlament muy sonada. Y es que, esta política defiende con vehemencia sus ideas: tanto ahora como cuando era independentista y acudía a todas las concentraciones, con barretina incluída, tal y como se puede ver en algunas publicaciones sobre ella.

Su vehemencia podría estar traspasando precisamente las exageraciones para abrir discursos en los que estar planteando un falso relato de violencia entre los independentistas. Precisamente por esta razón, por las graves afirmaciones que ha realizado estos días de manera pública, y por manipular declaraciones del President Torra, también se aprobó ayer su reprobación.

Legitimar la desobediencia

La CUP ha presentado una propuesta donde se afirma que «la legitimidad de la desobediencia civil e institucional es un instrumento de defensa de aquellos derechos civiles, políticos y sociales que puedan ser lesionados».

La resolución ha contado con 67 votos a favor, 29 en contra (PSC, PP y Comunes) y ninguna abstención. Los votos de Ciudadanos (35) no se han contabilizado porque se han negado a votar.

Prohibición de los «correbous»

Se aprobó una propuesta donde se pide la prohibición de los «correbous»: una «práctica» que se celebra todavía en algunas localidades catalanas, y que viene siendo duramente criticada.

Esta resolución ha tenido 50 votos a favor, 17 en contra y 61 abstenciones. La CUP no estaba ya presente cuando se produjo esta votación, al haber abandonado el pleno como muestra de protesta por la decisión del juez ante el ingreso en prisión de los detenidos de los CDR.

 

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre