Acuartelamiento Málaga.

Tras el intenso ruido de sables de las últimas semanas, al Gobierno se le ha ocurrido que puede ser una buena idea subir el sueldo al estamento militar para aplacar el malestar en los cuarteles. En realidad se trata de una medida inútil, estéril, ya que el general nostálgico que sueña con fusilar a «26 millones de rojos hijos de puta» no dejará de dar rienda suelta a su calenturienta imaginación ni de fantasear con un golpe de Estado solo porque el Ministerio de Defensa le suba el salario unos cuantos euros más. Nuestras Fuerzas Armadas necesitan de una profunda reforma integral para democratizar sus estructuras, ya que la Transición no se hizo en nuestros arsenales y permitió reductos de ultraderechismo reaccionario. La ministra de Defensa, Margarita Robles, desearía subir las retribuciones de los miembros de las Fuerzas Armadas, pero prefiere ser «realista» y por lo tanto condiciona cualquier mejora a la situación económica de España durante el próximo año.

Así lo ha reconocido durante una entrevista con Europa Press, donde defiende que este año ya se ha hecho «un esfuerzo» dentro de las posibilidades y en el futuro deberán tenerse en cuenta las disponibilidades presupuestarias en función de la situación económica del país.

Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2021 incluyen para los militares la subida pactada para todos los empleados públicos y una mejora en un complemento salarial. Además, Robles, anunció la eliminación del recorte del 20 por ciento en las retribuciones que sufrían los militares en la reserva al cumplir los 63 años.

Las asociaciones profesionales de las Fuerzas Armadas no ven sin embargo suficientes estos avances y reclaman que continúe la negociación el próximo año. Su propuesta se basaba en un incremento inicial de cien euros mensuales a partir de los que proseguir las negociaciones.

«Hay que tener en cuenta la situación de crisis económica que vive el país. Y pese a eso se ha hecho un esfuerzo —defiende Robles—. A mí me gustaría incrementar las retribuciones, pero soy muy realista. Vamos a ver cuál es la situación económica del país, las disponibilidades presupuestarias y veremos lo que esté en nuestra mano para hacerlo».

La ministra cree que la revisión de las nóminas de los militares debería haber sido incluida en los planes de equiparación salarial para Policía Nacional y Guardia Civil que aprobó el anterior Gobierno de Mariano Rajoy.

«No ha sido así. Ahora vamos a ver qué posibilidades económicas tenemos», acepta subrayando sin embargo su empeño en realizar el «esfuerzo» que sea posible «dentro de las posibilidades económicas». «Este año se han hecho avances que en un contexto económico difícil son de tener en cuenta», reitera.

Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

  1. vamos que a estos golpista hijo ,,, ahi que estar a bien con ellos que verguenza de pais de democracia y un largo etc un ejercito tiene que estar al lado DE TODO EL PUEBLO EN ESTE PAIS CABEMOS TODOS O NO CABE NI DIOS

  2. De acuerdo con usted sr.Luis, ahora bien , ni este govierno tiene los restos suficientes para poner orden dentro del estamento militar ( mano firme respecto al orden constitucional)y la señora Margarita solo lo tiene para criticar a sus aliados de govierno ,no es de extrañar que el trifachito la quisiera postular para el golpe dentro del Psoe, y referente a lo del 20% pues eso verguenza, a las prejubilaciones del resto de los mortales si que se mantienen los porcentajes.viva la republicq

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre