La capacitación digital del personal docente es otro de los retos del proyecto. Foto: Flickr.

El programa Educa en Digital, impulsado por el Gobierno, destinará 176 millones de euros a acabar con la brecha social tecnológica derivada de la falta de equipamiento digital en las familias españolas. El objetivo es que los alumnos puedan beneficiarse de la educación a través de medios digitales. El Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) participará en la cofinanciación de un proyecto que se aplicará en 11 Comunidades Autónomas y las ciudades de Ceuta y Melilla. La distribución de los fondos se realizará teniendo en cuenta las necesidades de cada territorio. De este modo, Andalucía recibirá un fondo de 100 millones de euros, le siguen Cataluña con 21 millones de euros y la Comunidad de Madrid con 13,7 millones de euros

Capacitación digital

La situación generada por la Covid-19 ha puesto de manifiesto las carencias del sistema educativo para afrontar el reto que supone pasar de un sistema de estudio presencial a la enseñanza virtual. Por un lado, está la falta de preparación en competencias digitales de los profesionales de la enseñanza y, por otro, la falta de recursos técnicos por parte del alumnado.

Por estos motivos el proyecto tiene como otros objetivos: la capacitación digital del personal docente para adaptar las metodologías de enseñanza a un contexto virtual; la puesta en marcha de plataformas de asistencia a profesorado, alumnado y autoridades educativas mediante la aplicación de la Inteligencia Artificial; establecer itinerarios personalizados para los alumnos y un seguimiento más efectivo de sus progresos, así como un análisis individualizado de la evolución de los estudiantes por parte del cuerpo docente.

Equipos imprescindibles

Este programa supone un paso necesario para la adquisición de equipos informáticos con conectividad, destinados a alumnos de familias en situación de riesgo que estén matriculados en centros públicos. Estos equipos son imprescindibles para continuar con el aprendizaje desde casa. Algo que se tuvo que afrontar de manera precipitada con la llegada del confinamiento originado por la crisis sanitaria de la COVID-19. Y que puso de manifiesto la imposibilidad de algunas familias a la hora de garantizar el aprendizaje de los menores en sus casas.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre