La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y para la Transformación Digital, Nadia Calviño, ha pedido este jueves que «no se demonice» la ayuda de 53 millones de euros concedida a la aerolínea Plus Ultra, pues cumple con los requisitos para recibirla. La compañía se ha convertido en blanco de las críticas del PP y de las derechas, que denuncian que su accionariado está vinculado a figuras del Gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela. Plus Ultra fue creada en 2011, aunque su primer vuelo despegó en junio de 2015. Debe su nombre al primer avión español que viajó a Sudamérica, en 1926. Opera actualmente a cuatro destinos: Guayaquil y Quito (Ecuador), Caracas y Lima, saliendo desde Barajas y desde la terminal de Tenerife Norte. Ha llegado a ofrecer en el pasado viajes a Cuba, Chile y República Dominicana.

Ahora Calviño responde a las críticas al ser preguntada por las declaraciones del eurodiputado de Ciudadanos Luis Garicano, quien ha afirmado no encontrar explicación a la concesión de esta ayuda «más allá de que sea un favor a amigos de Venezuela». «Yo instaría, no sólo al señor Garicano, sino en general, a que no se demonicen las ayudas. Es un poco contradictorio que tengamos una enorme presión de dar ayudas a las empresas y luego se monten estas cosas», ha denunciado en declaraciones a Antena 3 recogidas por Europa Press.

La vicepresidenta ha señalado que «quizá el señor Garicano» no ha visto el expediente para tomar esa decisión, pero en él, ha dicho, constan los informes que explican por qué Plus Ultra reúne los requisitos para este crédito. Asimismo, Calviño ha hecho hincapié en que esta cantidad de 53 millones concedida a Plus Ultra «no es comparable» a la magnitud de las ayudas que han recibido otras empresas en el marco del mecanismo de rescate a empresas estratégicas gestionado por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

«Estamos tratando de hacer las cosas con el máximo rigor, responsabilidad y atendiendo a los informes de los organismos independientes y auditores que están en el expediente», ha subrayado Calviño. La ayuda a Plus Ultra procede del Fondo de Apoyo a la Solvencia de empresas estratégicas, que está dotado con un total de 10.000 millones de euros. Este instrumento fue aprobado por el Gobierno el pasado mes de julio con el objetivo de aportar apoyo público temporal para reforzar la solvencia de empresas no financieras afectadas por la pandemia de la covid-19 que sean consideradas estratégicas para el tejido productivo nacional o regional.

De momento, Calviño ha recordado que se han aprobado ayudas para cuatro empresas, casi todas del sector aéreo, que está siendo muy castigado por la pandemia y las restricciones de movilidad. Preguntada por si el caso de Plus Ultra exigirá más controles respecto a la futura concesión de los fondos europeos a proyectos empresariales, la vicepresidenta ha señalado que los créditos de la SEPI nada tienen que ver con los fondos europeos. En todo caso, ha dejado claro que el sistema de control que se está poniendo en marcha para los fondos europeos tiene los más altos estándares, por lo que existirán controles, pero «sin estrangular» la posibilidad de aprovechar las inversiones.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Oye retaco, cuando te vas a fijar en el R O B O a los Propietarios del Banco Popular Español en el año 2.017, eh.
    En un avión de estas características cogen muchas maletas.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre