jueves, 11agosto, 2022
23.5 C
Seville

El gobierno de Pedro Sánchez también está privatizando servicios públicos

Así lo ha denunciado CCOO, quien alerta de que, en plena campaña de verano, la Dirección General de Tráfico avanza en la privatización de los Centros de Gestión. Además, el sindicato considera que, dada la importante labor del servicio público más directamente implicado en el cuidado de la seguridad vial, se debe asegurar su atención por personal público, garantizando la atención al interés general y no al empresarial

José Antonio Gómez
José Antonio Gómez
Director de Diario16. Escritor y analista político. Autor de los ensayos políticos "Gobernar es repartir dolor", "Regeneración", "El líder que marchitó a la Rosa", "IRPH: Operación de Estado" y de las novelas "Josaphat" y "El futuro nos espera".
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

El sindicato CCOO denuncia que la Dirección General de Tráfico (DGT) continúa privatizando servicios públicos, y apunta directamente a los Centros de Gestión de Tráfico, encargados de la vigilancia de las carreteras y de la seguridad vial.

La DGT dispone de un total de nueve Centros de Gestión de Tráfico repartidos por todo el territorio nacional, desde donde se asume la responsabilidad de controlar e informar sobre la situación del tráfico de las principales carreteras, autovías y autopistas del país.

Dichos centros están dotados de multitud de cámaras de vigilancia, paneles de mensaje variable, estaciones de toma de datos de tráfico, meteorológicos o cinemómetros. En estas unidades trabaja tanto personal funcionario, que se encarga de su gestión, como personal de empresas externas, responsable del mantenimiento de los equipos instalados.

«La DGT, a lo largo de estos últimos años, y a pesar de las advertencias de CCOO, ha dejado de formar a nuevo personal operador funcionario que atienda debidamente estos Centros de Gestión, todo ello en un alarde de desidia e incapacidad», denuncia Fernando García, secretario general de FSC-CCOO en el Ministerio del Interior.

Esta dejadez en la gestión de estas dependencias ha desembocado en un empobrecimiento de las condiciones laborales que la Dirección General, lejos de atajar, ha seguido promoviendo. El sindicato denuncia que esto ha provocado que Centros de Gestión como Valencia o Valladolid no hayan podido ser atendidos por personal funcionario en servicios de noche y fines de semana, teniendo que sobrecargar el servicio de otras unidades al atenderse estos tramos laborales de manera muy precaria desde el Centro de Gestión de Madrid, con el peligro que esto conlleva para la seguridad de la ciudadanía.

En respuesta a esta grave situación, la DGT ha publicado una instrucción a través de la cual se encomienda al personal de las empresas privadas de mantenimiento las funciones y potestades públicas que antes realizaba el personal funcionario.

«Esta ha sido la decisión tomada por las personas responsables de la DGT, quienes se dedican a seguir privatizando y troceando la DGT, en lugar de seguir una línea adecuada en la gestión de los recursos humanos y ocuparse de cubrir, a través de los procesos de provisión de puestos de trabajo legalmente establecidos o de una oferta de empleo público extraordinaria, los puestos necesarios para atender de manera adecuada un servicio público especialmente sensible para la ciudadanía», denuncia Fernando García.

Por otro lado, según CCOO, resulta imprescindible explicar que el personal funcionario adscrito a estos Centros de Gestión cuenta con una formación muy específica, de varias semanas de duración, en materias relativas a ingeniería de tráfico, derecho de la circulación y seguridad vial, tramitación de tráfico, explotación de carreteras, sistemas de control de accesos, sistemas de información, informática básica, métodos de atención al ciudadano y otros sistemas instalados en los Centros de Gestión de Tráfico.

Sin embargo, de la noche a la mañana, la DGT va a pasar a asignar funciones de señalización, control y gestión del tráfico interurbano a personal de empresas privadas del que se desconoce la formación y cualificación que hayan podido recibir en estas materias.

«Un servicio que exige una especial dedicación en turnos rotatorios, así como la responsabilidad propia de una tarea tan relevante como es la seguridad en carreteras, y que no se corresponde con las retribuciones que actualmente perciben estos trabajadores y estas trabajadoras. Por tanto, con estas decisiones, y a pesar de sus costosas campañas publicitarias, la DGT evidencia de esta forma la poca importancia que concede a un hecho tan relevante como preocupante: dejar la seguridad vial de nuestras principales carreteras en manos de personal inexperto y no cualificado», remarcan desde el sindicato.

Esta es la manera con que la DGT afronta las próximas operaciones especiales de tráfico del verano, en las que se esperan millones de desplazamientos en las carreteras de nuestro país. En este sentido, CCOO denuncia la ausencia de negociación que ha existido a la hora de despojar al personal funcionario de los Centros de Gestión de sus funciones, así como la escandalosa decisión de las personas responsables de la Dirección General de otorgar a empresas privadas las funciones de regulación, ordenación, gestión, vigilancia y disciplina del tráfico en vías interurbanas y travesías. Estas labores, por Ley, están reservadas a la función pública, ya que son actos de autoridad que obligan a su obediencia por parte de los conductores, por lo que es inconcebible y está fuera de lugar que se encomienden a empresas privadas.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído