De derecha a izquierda, el presidente Juan Manuel Moreno Bonilla, su mano derecha Elías Bendodo y el vicepresidente Juan Marín, durante un reciente Consejo de Gobierno.

No sólo no rectifica sino que mantiene a todo trapo la política de contrataciones exprés, incluso bajo el formato de ofertas de sólo 24 horas, en las que se excluyen a embarazadas, enfermos crónicos, personas con discapacidad y mayores de 60 años. El Gobierno de Juan Manuel Moreno Bonilla, amparándose en la excepcional situación que provoca la pandemia de la covid-19, mantiene sus convocatorias de contrataciones urgentes pese a las críticas recibidas por incumplir los principios de igualdad, mérito y capacidad. Hasta el momento las plazas ofertadas alcanzan el medio millar sin contar los más de 2.000 vigilantes que recorren las playas andaluzas para supervisar el buen uso de las distancias de seguridad y las mascarillas durante las horas de baño.

Todas estas convocatorias realizadas por la Consejería de Presidencia y Administración Pública, que preside Elías Bendodo, mano derecha del presidente Bonilla, responden a un mismo patrón de selección: se llevan a cabo sin ningún anuncio público previo, tienen una duración de 24 horas exactas y desaparecen sin más una vez finalizadas. El personal es seleccionado, según la Junta, por estricto orden de llegada y además la Administración autonómica obliga al candidato seleccionado a firmar una declaración responsable de no estar incluido en algún grupo de riesgo, porque en esta ocasión, a diferencia de anteriores convocatorias, se apunta que el trabajo será “presencial”, lo que a priori excluye la posibilidad legal del teletrabajo.

Este sistema de selección de personal es el mismo que se llevó a efecto para la polémica contratación de los más de 2.000 vigilantes de la playa que actualmente recorren las costas andaluzas para controlar que los bañistas cumplen las medidas de seguridad sanitaria por el coronavirus.

Recientemente, el Sindicato Andaluz de Funcionarios (SAF) ha presentado un recurso contencioso-administrativo contra todos estos procesos de selección extraordinarios para contratar funcionarios interinos convocados por la Junta de Andalucía bajo el paraguas de la emergencia sanitaria.

Las 131 plazas exprés colocadas esta misma semana sólo para los más rápidos y no para los más capacitados se han repartido entre las distintas consejerías de la siguiente manera: cinco para la Consejería de Presidencia de Bendodo, siete para la Consejería de Turismo, 27 para Empleo, 34 en Hacienda, nueve en Educación, dos en Agricultura, cinco en Economía, 14 en Salud, 19 en Igualdad, una en Cultura y ocho en la Consejería de Fomento.

Al igual que el reparto de estos días ejecutado en apenas 24 horas, la Junta también ofertó a comienzos de este mismo mes otras 169 vacantes por el mismo procedimiento, entre ellos ingenieros técnicos agrícolas, arquitectos técnicos, informáticos,ingenieros industriales, trabajadores sociales, técnicos de pesca, ingenieros de minas, veterinarios y conservadores de patrimonio.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre