La nueva Ley de protección a la infancia y la adolescencia sobre la que está trabajando el gobierno prevé la creación de una nueva figura en los centros educativos.

Se tratará del «coordinador de bienestar y protección» que velará para vigilar y prevenir la existencia de casos de explotación sexual, voluntarios o no, de los jóvenes. Con esta medida se activarán nuevas pautas y protocolos de actuación para diversos casos que reporten indicios de acoso escolar, ciberacoso, acoso sexual, violencia de género, riesgo de suicidio, autolesiones y cualquier otra forma de violencia que pueda producirse en los centros donde haya menores.

Se creará igualmente una unidad especializada en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para esta cuestión, y se impartirá formación específica para el cuerpo de jueces y fiscales.

Se creará también un Registro Central de Información sobre la violencia contra la infancia.

Se desconoce cuándo se presentará la propuesta de la ley, pero ya se han adelantado algunos datos de interés por parte del gobierno tras el Consejo de ministros de ayer.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre