El Consejo de Ministros ha concedido la gran cruz de la Orden del Mérito Civil a los dos periodistas, David Beriáin y Roberto Fraile, asesinados en Burkina Faso en un ataque reivindicado por un grupo yihadista, según han anunciado la vicepresidenta primera y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo.  

«El Consejo de Ministros, a propuesta del presidente, ha considerado que era importante valorar en estos dos periodistas la defensa de valores propios de este tiempo global que nos ha tocado vivir, siendo españoles muy lejos de nuestro país, pero defendiendo valores de transparencia y de lucha muy significativa», ha afirmado Calvo.

Desde 1980, 12 periodistas, corresponsales españoles en diferentes entornos hostiles, han fallecido asesinados en el ejercicio de su profesión.

David Beriain y Roberto Fraile, además de un ciudadano irlandés trabajaban en un reportaje sobre la caza furtiva en la zona.

Las ministras de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, y de Defensa, Margarita Robles, recibieron el pasado viernes en nombre del Gobierno y con todos los honores los restos mortales de los periodistas asesinados.

Los féretros de los dos reporteros llegaron en un avión del Ejército del Aire desde Uagadugú, la capital burkinesa, a la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid), donde además de las ministras también les esperaban sus familiares.

Desde 1980, 12 periodistas, corresponsales españoles en diferentes entornos hostiles, han fallecido asesinados en el ejercicio de su profesión. Trágica por sí misma esta realidad, trágica también por reflejar la realidad social del mundo actual, previa a la pandemia. En efecto, no relacionadas con esta pandemia, hay muchas guerras locales por el mundo (Afganistán, Alto Karabaj, Birmania, Burkina Faso, Cachemira, Etiopía, Gaza, Navo, Irak, Kurdistán, Libia, Malí, Níger, Nigeria, Pakistán, República Centroafricana, República Democrática del Congo, Sáhara, Siria, Somalia, Sudán el Sur, Ucrania, Yemen…), en donde cada año mueren cientos de miles de civiles.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre