El periodista Fernando Garea fue nombrado presidente de la Agencia Efe hace un año, tras la llegada de Pedro Sánchez al gobierno después de la moción de censura a Rajoy.

Durante su mandato la Agencia ha vivido una «revolución», en muy poco tiempo, pues Garea ha apostado por dinamizar el formato digital, algo que ha sido visible casi desde su llegada, a pesar de las resistencias que esto ocasionó en la plantilla.

Durante su mandato, han visto la luz proyectos como Efeminista, el Plan de Igualdad, el Consejo de Redacción, y en definitiva, una modernización de la imagen de la Agencia muy reconocible. También se han puesto en marcha acuerdos con agencias de noticias internacionales y se ha puesto en marcha una sección de contenido multimedia y periodismo automatizado.

Su destitución se ha producido este pasado fin de semana a través de un escrito que le hizo llegar el Secretario de Estado de Comunicación, Miguel Angel Oliver.

Garea se ha despedido de los trabajadores de la Agencia a través de una carta en la que afirma que la Agencia Efe no es una agencia de comunicación del Gobierno, que ni siquiera es una agencia oficial. Afirma en la carta que a partir de ahora seguirá ejerciendo sus funciones, hasta que el Gobierno nombre a la persona que le sustituirá (algo que acaba de suceder), y ha pedido que se elabore un informe sobre la situación económica, la del personal, la jurídica, la de la redacción y la comercial para que sea entregada a la próxima presidenta.

Gabriela Cañas, próxima presidenta de EFE

Será la primera mujer en presidir la agencia en sus ochenta años de historia. Es periodista y escritora y ha asumido la responsabilidad nada más conocerse el cese del anterior presidente, Fernando Garea.

Actualmente era subdirectora de la Escuela de Periodismo UAM-El País.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre