El presidente en funciones, Pedro Sánchez, ha entregado simbólicamente a la ONU las instalaciones de la cumbre mundial del clima (COP25) que albergará el recinto ferial de Ifema en Madrid, en donde se reunirán delegaciones de 196 países durante dos semanas desde el lunes para impulsar la lucha global contra la crisis climática.

Cesión

En este acto protocolario de «cesión» de las instalaciones de la cumbre a Naciones Unidas han participado la ministra para la Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, junto con su homóloga chilena, Carolina Schmidt -Chile preside la cumbre, aunque se celebre en Madrid- y la secretaria Ejecutiva de la ONU sobre Cambio Climático, Patricia Espinosa.

Todas ellas han destacado la necesidad de actuar ya con contundencia contra la crisis del clima, y la ministra Teresa Ribera ha avanzado que el éxito de la cumbre no se medirá tanto por nuevas decisiones que puedan adoptarse sino por el reforzamiento de la transversalidad de las políticas climáticas a todos los ámbitos y sectores.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que ha recorrido junto a la ministra de Transición Ecológica en funciones el pabellón central de Ifema, no ha hecho declaraciones a la prensa durante su visita, pero en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter ha subrayado que esta cumbre «es clave para lograr una acción climática más ambiciosa, justa e inclusiva».

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 − 15 =