El Consejo de Ministros aprobará este martes un Real Decreto por el que se incorporará a parados e inmigrantes para incorporarse como jornaleros en el campo.

Con esta medida se pretende paliar la falta de mano de obra en la agricultura para evitar la pérdida de los cultivos por culpa de las restricciones aplicadas para evitar la propagación de la Covid-19.

El RD pretende prolongar los contratos y los permisos de residencia de los inmigrantes en las zonas cercanas a las explotaciones, aunque priorizando al trabajador nacional. Se permitirá contratar a parados que además mantendrían sus prestaciones sin perderlas.

Los colectivos que se quedarían fuera de esta oferta serían aquellos que reciban ayudas o compensaciones vinculadas a una pérdida de ingresos por la crisis sanitaria y económica.

El ministro de Agricultura, Luis Planas ya adelantó la semana pasada en rueda de prensa, que en España se necesitan entre 100.000 y 150.000 trabajadores para hacer frente a la recogida de las cosechas. “Habrá que busca soluciones imaginativas”.

Se procederá a la recolección de los frutos rojos en Huelva (fresa y frambuesa) y también a los frutos de hueso en otras regiones.

Este Real Decreto, que estará en vigor hasta el 30 de junio, para poder garantizar la producción.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre