El Gobierno andaluz ha dejado sin ejecutar durante su primer año de mandato una partida de 500.000 euros, consignada por el anterior ejecutivo socialista de Susana Díaz para la limpieza y corrección hidrológica y forestal del arrollo Santamaría, en Nerva (Huelva), cuyo completo taponamiento por acumulación de restos no limpiados tras el incendio forestal que arrasó en agosto de 2018 más de 1.500 hectáreas en el entorno de este municipio minero ha causado incontables daños materiales en comercios, instalaciones municipales y viviendas particulares tras la intensa tromba de agua de la borrasca Elsa, caída a primera hora de este jueves en la localidad onubense.

El ejecutivo de Moreno Bonilla se limita a expresar su solidaridad con los vecinos afectados

Esta obra ha sido insistentemente reclamada por el alcalde de la localidad, el socialista José Antonio Ayala, al menos desde este pasado verano. «Esta operación ambiental es fundamental para la contención de las avenidas de aguas en la cabecera del barranco de Santamaría. De no ser así, corremos un grave peligro de inundación, ya que toda la zona está desnuda de vegetación que amortigüe la fuerza del agua”, advirtió el regidor nervense de forma premonitoria este pasado agosto.

Sus palabras de advertencia han caído en saco roto hasta que se ha producido la riada este 19 de diciembre, algo que se podría haber evitado por completo si la Junta de Andalucía hubiera actuado con la partida consignada por el anterior Gobierno socialista de Susana Díaz.

Tras el incendio de agosto de 2018, Gobierno central y Junta de Andalucía, ambos entonces en manos del PSOE comprometieron cada uno de ellos medio millón de euros para restaurar la zona afectada por el fuego.

Proyecto en un cajón

El ejecutivo de Pedro Sánchez cumplió su parte el pasado febrero a través de la empresa Tragsa, que llevó a cabo la primera fase en un tiempo récord. La segunda fase está sin ejecutar, pese a que el equipo de Susana Díaz dejó el proyecto redactado, presentado y fiscalizado.

Mientras los vecinos se emplean a fondo en limpiar el lodazal en que se han convertido sus comercios y viviendas, la consejera andaluza de Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, del PP, se ha limitado a mostrar su solidaridad con los nervenses, al igual que hizo con anterioridad el propio presidente, Juanma Moreno Bonilla.

La secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, ha apremiado a Moreno, durante el pleno parlamentario, a que ponga en marcha cuanto antes el proyecto guardado en un cajón durante más de un año, aunque ya no podrá evitar todo el daño causado en un pueblo tremendamente castigado por el paro endémico tras la crisis de la actividad minera, principal fuente de riqueza de la comarca durante décadas.

Este video, grabado por un vecino de Nerva a las 8.30 horas en el barranco taponado por las ramas no limpiadas a tiempo, al que ha tenido acceso Diario16, ya vaticinaba el desastre que se produciría instantes después.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre