El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha reclamado un amplio consenso entre los partidos políticos para poder salir de la crisis que ha provocado el coronavirus, y pasada ya la primera fase ahora nos encontramos en la segunda que estará marcada por una enorme incertidumbre.

Durante su comparecencia en la Comisión de Reconstrucción Social y Económica, en el Congreso, ha pedido que las medidas sociales como los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo ERTE, se amplíen hasta final de año, como piden los sindicatos en la mesa de negociación que se lleva reuniendo desde la semana pasada con la ministra de Trabajo y Economía Social.

Para el supervisor, el deterioro económico podían ser aún peor si se produce un rebrote de la enfermedad, por eso Hernández de Cos ha exigido a los responsables políticos, también a los del PP, “una estrategia ambiciosa, integral, permanente y evaluable de reformas estructurales y de consolidación fiscal”. Porque “es fundamental que esa estrategia, debe alcanzar un alto grado de consenso para que pueda desplegarse con vocación de permanencia y además, resultar creíble”.

De acuerdo con las estimaciones del Banco de España, el Producto Interior Bruto, PIB podría haber caído en el segundo trimestre del año entre un 16% y un 22% con respecto al primer trimestre.

líneas maestras del pacto

“Las líneas maestras de esta estrategia deberían gozar de un alto grado de consenso entre los distintos agentes políticos, económicos y sociales, de forma que las bases sobre las que se asiente nuestro crecimiento sean estables”, ha concluido su intervención, Hernández de Cos.

Según el Banco de España, este año “se producirán los retrocesos del PIB más abultados que se hayan registrado en tiempos de paz”.

Los retos estructurales, exigen respuestas estructurales, que perduren en el tiempo

Las últimas proyecciones del Banco de España proyectaban varios escenarios. El primero, de “recuperación temprana”, sin nuevos obstáculos relevantes en los próximos trimestres, el producto retrocedería un 9% en 2020. El segundo escenario, de “recuperación gradual”, incorpora un impacto más persistente de la caída de la actividad, llevaría la caída del PIB este año al 11,6%. Y el tercero, en un “escenario más negativo”, la caída del PIB podría alcanzar el 15% este año.

«La severidad, la temporalidad y la globalidad de esta perturbación justifican en una primera fase, acciones de política económica contundentes, acotadas en el tiempo y coordinadas a escala internacional con el fin de reducir la incidencia de la pandemia y facilitar la salida de la hibernación de estos últimos meses”, ha señalado Hernández de Cos

“Una vez superada esta primera terapia inicial, se inicia una segunda fase de cierta activación, pero llena de incertidumbres. En este punto, la respuesta de política económica tiene que combinar dos objetivos: apoyar la recuperación y facilitar el ajuste de la economía al escenario que emergerá tras la pandemia” ha señalado el supervisor.

Hernández Cos ha estimado, en primer lugar, las políticas relativas a los ámbitos monetarios y financiero “en las que la prioridad debe seguir siendo dar apoyo a la recuperación y mantener la estabilidad financiera”.

En segundo lugar, las políticas nacionales, “deberían extenderse temporalmente y recalibrarse algunas de las medidas ya aplicadas entre ellas, algunos de los instrumentos de apoyo a las rentas de los hogares más vulnerables y también extender los ERTE en algunos sectores o empresas”, ha estimado de Cos

Y en tercer lugar y no menos importante,  ha pedido que las políticas activas de empleo y de formación para desempleados y trabajadores suspendidos temporalmente, tengan como objetivo mantener su empleabilidad y facilitar su recolocación.

Hernández de Cos considera necesaria la definición de una “agenda ambiciosa de reformas estructurales, dirigida a aumentar el crecimiento potencial de la economía y que tengan como objetivo, mejorar la dinámica de la productividad,  atender a los desafíos del mercado de trabajo, afrontar la reforma del sistema de pensiones, reforzar las políticas de inclusión, Favorecer la transición hacia una economía más sostenible, mantener un sector financiero saneado”. “Los retos estructurales, exigen respuestas estructurales, que perduren en el tiempo

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. El banco de España sr, Cos tambien es culpable del Robo del Banco Popular,Hay mas de 300.000 familias robadas por el gobierno que llevan 3 años de crisis,entonces a ver si hay algun acuerdo para que se les devuelva el dinero robado.Si hay acuerdo para salir de la crisis debe ser para todos no para unos pocos.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre