La situación que están viviendo los trabajadores temporeros de los campos de Lérida es aberrante. Se han visto en la calle ante la negativa a darles alojamiento en ningún lugar. Ante estas circunstancias alarmantes, ha sido un jugador del AS Mónoca, Keita Baldé, quien se ha encargado de alojar a unos sesenta temporeros en un edificio de su propiedad en Lérida.

El futbolista se ha comprometido a hacerse cargo del alojamiento de estos temporeros mientras dure la campaña de recogida de fruta. Un gesto, por su parte, generoso y extraordinario, todo lo contrario de lo que está sucediendo con la mayoría de hoteles, hostales y alojamientos de la ciudad que se han negado a darles cobijo.

Sí se han recibido propuestas de ayuda por parte de un hotel en Alcarrás (Hotel Reina Isabel) y de una casa de colonias en Juneda (Mareana): el problema en este caso es que los temporeros no pueden trasladarse hasta allí para dormir, al encontrarse lejos. El Hotel Nadal ha ofrecido alojamiento para una veintena de personas.

Se están ultimando en estos momentos las obras del edificio propiedad del futbolista, donde era necesario hacer una serie de instalaciones para que puedan alojarse en ellos. Se prevé que sea a partir del miércoles cuando puedan instalarse allí.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre