Enrique del Olmo, presidente del Foro +Democracia.

El Foro +Democracia ha presentado a todos los grupos parlamentarios una alternativa para la renovación del Consejo General del Poder Judicial sin que este órgano pierda independencia frente a la presión política. La propuesta viene en un momento tenso tras el bloqueo que impone el PP al Gobierno, y las pegas encontradas por el Ejecutivo de Pedro Sánchez en Bruselas a su propuesta para sacar adelante la renovación con su fórmula de cambiar la mayoría para la elección de los miembros del órgano judicial.

Ante las críticas generalizadas a la propuesta del Gobierno, que llega también desde las propias asociaciones de jueces, el Foro +Democracia -integrado por profesionales de reconocido prestigio en todos los ámbitos de la sociedad- apuesta, según explica su presidente Enrique del Olmo a Diario16, “por evitar el partidismo político y el exceso de corporativismo de los propios jueces”.

Del Olmo, que critica con dureza el bloqueo de Génova, lamenta también que en la actual situación política “nadie se plantee los consensos”. Entiende que hoy parece que el único objetivo “es derribar al Gobierno”. A su juicio, en esta situación de crisis, aparece un peligro que es el corporativismo total. El resto no sabe nada. Aparece el corporativismo en los sanitarios, investigadores, jueces”. Se trata, según cree, de “una consecuencia de la misma crisis”.

La fórmula para la renovación del CGPJ que propone +Democracia   

Este método aporta, para Del Olmo, aporta independencia a los nombramientos, además de asegurar competencia técnica, humana y organizativa a los seleccionados.

Propuesta

+Democracia propone que se apruebe una ley de naturaleza provisional (sunset law) que establezca un método de renovación de parte de sus miembros de origen judicial (12, según el artículo 122.3 de la Constitución) que intente garantizar todos los principios antes citados mediante los siguientes principios:

1. Establecimiento de un conjunto de requisitos que permita a jueces y magistrados aspirar a formar parte del órgano de gobierno, pudiendo presentar sus candidaturas en un plazo de 15 días.

2. Constitución de una Comisión técnica de 5 miembros, con participación de las asociaciones de jueces, universidades y colegios de abogados, que se encargue de revisar curriculum y pueda hacer entrevistas psico-técnicas de selección. La selección de la comisión y el procedimiento se encargaría al Defensor del Pueblo.

3. Selección de hasta 10 personas por puesto a ocupar, garantizando la paridad de género.

4. Sorteo entre las 120 personas seleccionadas para elegir 12. Para garantizar la paridad, la selección para cada cámara deberá moverse entre 4-2, 3-3 o 2-4 personas por género.

5. Revisión por el Parlamento (comisión correspondiente) de los CV y de la experiencia y capacidad humana y laboral de los seleccionados. Establecimiento de unas entrevistas y debate abiertos con los candidatos. Posible veto por 3/5 de los votos en la Comisión y, en ese caso, se volvería a sortear un nuevo candidato/a.

6. Propuesta de nombramiento definitiva de las personas que hayan pasado el hearing parlamentario

7. Dado que se trata de una ley provisional y con carácter experimental, los miembros del Consejo cesarán al terminar el plazo y no será posible la renovación.

8. Valoración de la ley para su reforma, mejora o aprobación definitiva, como ocurre en otros países.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre