El tercer delegado de Educación de Sevilla en menos de dos años del Gobierno de Juan Manuel Moreno Bonilla, nombrado por el consejero Javier Imbroda hace menos de una semana, Miguel Martín León, ha presentado su dimisión a los cinco días de asumir el cargo, después de conocerse que el juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Dos Hermanas dictó en febrero de 2019 la apertura de juicio oral contra él y varios directivos de la empresa de juguetes eróticos para adultos Fleshlight International, entre los que se encuentran varios hermanos del ya ex delegado de Educación, y también contra la Asociación Anima Vitae, por un presunto delito de pertenencia a grupo criminal, estafa continuada, falsedad documental y apropiación de casi 40.000 euros que la citada empresa entregó para patrocinar un equipo de baloncesto masculino. El dinero quedó finalmente en manos de la asociación deportiva Anima Vitae, según consta en la querella, presentada en el año 2015 por la citada empresa de juguetes eróticos y adelantada por el diario ABC de Sevilla.

Martín León fue nombrado por Javier Imbroda el pasado martes 22 de septiembre, apenas comenzado el curso escolar, tras el cese fulminante de Marta Escrivá, ex número dos del gabinete de Imbroda como viceconsejera y relegada al puesto de responsable provincial en Sevilla a los pocos meses de comenzada la gestión del ejecutivo de Moreno Bonilla. Ahora, el consejero se ve obligado al nombramiento de un nuevo responsable de Educación en la provincia de Sevilla, será el cuarto en menos de dos años de gestión.

El dimitido se declara víctima de una estafa

El dimitido delegado de Educación en Sevilla se mantenía este lunes en el cargo pese a saber que está procesado judicialmente por varios delitos por los que la fiscalía le reclama dos años y medio de prisión. Sólo hasta varias horas después de conocer que el caso había sido conocido por ABC el delegado de Educación no presentó su dimisión al consejero Imbroda. Este martes su decisión será tomada en consideración en el Consejo de Gobierno habitual, que nombrará un nuevo responsable.

A preguntas de la periodista María Jesús Pereira, Martín León asegura que es “víctima de una falsedad documental, una estafa procesal” y añade que lo único que hizo fue entrenar a un equipo de baloncesto por el que no ha cobrado “ni un euro del patrocinio”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre